Barcelona

Un paseo histórico por Barcelona

“Un paseo histórico por Barcelona”

By Helen de @porpocoviajo

Un paseo histórico por la preciosa ciudad condal de Barcelona nos ha alegrado mucho. No solo hay que hacer road trips en coche por los pueblos más bonitos de nuestra comarca, de nuestras provincias o en general por España. También hay que dedicarle tiempo a estas joyas de ciudades que sin duda son tan famosas pero que llegan a ser las más desconocidas en cuanto a su historia o rincones más insólitos.

Recorrer Barcelona de la mano de una buena barcelonesa te hará sumergirte en un paseo histórico con mucho encanto.

Introducción

Barcelona es tan conocida como visitada. Una ciudad cosmopolita, intercultural, con playas repletas de turistas casi todo el año, montaña a pocos minutos del centro, mucha historia entre los muros de sus edificios, parques, monumentos y una vida nocturna que no se frena nunca. 

Barcelona tiene tanto que ofrecer que igual no sabemos por dónde empezar a la hora de preparar una escapada. En esta ruta de 3 días, voy a intentar recopilar esos lugares, barrios o espacios que son de parada obligatoria si vienes de visita. 

Alojamientos 

Si bien sabéis que esta magnifica ciudad ofrece alojamientos de todo tipo y para todos los bolsillos, pero sin duda os dejamos un par de lugares ajustados siempre a nuestras tres B; BUENO, BONITO Y BARATO.

De todos modos me complace daños un pequeño consejo. Barcelona es una ciudad perfecta para hospedarse en cualquier rincón ya que está muy bien conectada por el servicio público de transporte. Tampoco os recomendaría que os alojarais en una localidad aledaña porque ya tendríais que coger cercanías y supone perder más tiempo en transporte. Sin duda la zona de la playa en épocas de temporada baja, tiene hotelazos de cuatro estrellas a precios únicos, y también la zona de la estación de AVE, es unan zona perfecta y bien comunicada con el centro.

 

Itinerario 

Día 1

Empezaremos el día en Arc de Triomf (parada de metro de la L1, línea roja). Nada más salir a la calle, os encontraréis con este monumento. Para empezar poco a poco, bajaremos el Paseo Lluis Companys hasta el Parque de la Ciutadella. Una vez fuera del parque nos adentraremos en el barrio del Borne. La mejor forma de conocerlo es perderse por sus calles sin ningún rumbo, buscando los detalles, los decorados de los balcones llenos de vida y descubriendo como se mezcla lo moderno y lo antiguo a partes iguales. 

Un apunte: fijaos en los nombres de las calles. Tienen nombres de gremios diferentes porque en el siglo XVI y XVII, los trabajadores se agrupaban por zonas y se decidió conservar esa denominación. 

A parte de callejear, no os podéis perder estos lugares: 

  • La iglesia de Santa Maria del Mar, conocida como “la Catedral del Mar”. 
  • Los mercados del Born y de Santa Catarina
  • La Estación de Francia.

Para comer podéis hacerlo en la “Bona Sort”, un restaurante de cocina mediterránea de tapeo y menús.

Saliendo del Borne, entraremos de lleno en el Gótico para conocer la Catedral de Barcelona. Justo en frente, por un callejón, encontraréis el mural del beso y de nuevo al lado de la Catedral, la calle del Bisbe y su famoso “pont del Bisbe”.

Llegaremos hasta el Ayuntamiento de Barcelona, para seguir bajando por calle Ferran hasta llegar a las famosas Ramblas de Barcelona, que unen Plaza Cataluña con la estatua de Colón. Los imprescindibles en el Gótico son: 

  • El Mercat de la Boquería. 
  • La Plaza Real. 
  • La Plaza Felip Neri.

Para cenar otras una buena opción rápida pero buena la encontraréis en los bocadillos del “Conesa”. 

Día 2

El segundo día lo dedicaremos al modernismo y a Gaudí. La mayoría de paradas necesitan reserva previa de entradas para evitar hacer colas eternas y quedarnos sin poder entrar.

Para empezar nos iremos hasta uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad: la Sagrada Família (metro L5, línea azul). Después visitaremos el Parc Güell (antes gratuito, ahora de pago y con aforo limitado por días).  

Bajando, nos meteremos de lleno en el barrio de Gracia, donde podremos tomarnos una cervecita en la Plaza del Diamant o la Plaza del Sol. 

Para comer dos opciones: tapas muy ricas en “La Bicicleta” o hamburguesas en “Chivuo’s”. También podéis ir parando en diferentes barecitos mientras hacéis una ruta.

Seguiremos bajando por Paseo De Gracia, donde se encuentra La Pedrera y la Casa Batlló y terminaremos en la última parada del día: el Palau de la Música. 

Para acabar el día (aunque varía el horario según la época del año), coged el metro L1 hasta Plaza España para disfrutar del espectáculo de agua, luces y música de la Fuente Mágica de Montjuïc. 

Si hace buen tiempo, podéis aprovechar para coger algo de cena para llevar mientras lo veis o sino, al terminar, en el Centro Comercial de Las Arenas, un buen lugar es “La Botiga” o también “El Mussol”.

 

Día 3

El último día empezaremos cerca del Mar, en la Barceloneta (L4, línea amarilla). Fue un antiguo barrio de pescadores, aunque de eso solo queda el recuerdo, pero podéis acercaros hasta su plaza del mercado que conserva su esencia. Por supuesto es imprescindible llegar hasta la playa. Allí encontraréis la escultura de “La Estrella Herida” aunque todo el mundo le llama “los cubos”. 

Dando un paseo y bordeando el Port Vell, llegaremos a la Estatua de Colón, pasando de largo para tomar la calle Paral·lel, otra de las más conocidas de la ciudad. Aquí se juntan teatros, bares y locales de ocio, como por ejemplo el mítico Molino. Una vez dado un paseo, la mejor idea es ir a la calle Blai, llena de bares y tascas para tapear de uno al otro, enlazando el aperitivo y la comida. 

Después de comer, dos opciones:

  • Opción 1: Coger el metro para alejarnos un poco del centro de Barcelona hasta llegar al Laberinto de Horta (L3, línea verde desde Paral·lel hasta Mundet). 
  • Opción 2: Subir hasta Montjuic para ver el Castillo, Poble Espanyol, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). 

En cualquiera de los dos casos, la idea para terminar el día será la misma: subir hasta el Turó de la Rovira, más conocido como los bunkers del Carmel para tener unas vistas privilegiadas de Barcelona y ver el atardecer.

A modo extra, añado algunas opciones que podrían serviros o apeteceros más que los que he incluido en la ruta: 

  • Subir al Tibidabo, sea para ir al parque de atracciones o solamente para las disfrutar de las vistas. 
  • Si te gustan los mercadillos y las cosas de segunda mano, no te puedes perder  Els Encants. Además, casi todos los fines de semana se celebran mercadillos de ropa vintage, low cost, música, artesanía…
  • Si, como a mí, os llama la atención, otro imprescindible es hacer una visita a la cárcel de la Modelo, un edificio histórico de Barcelona. 
  • Tours guiados que explican la historia de Barcelona, tanto de día como de noche. Recomendadísimos. 

Aunque esta es mi propuesta para pasar 3 días en Barcelona, no es la única ni mucho menos la mejor, simplemente es la que yo haría para conocer varios pedacitos de mi ciudad. De esta forma, os llevareis una idea de casi todos los barrios y zonas más conocidas, para poder completarla en próximas escapadas. Como es una ciudad en constante movimiento y renovación siempre hay mil planes y opciones más por hacer, ver y disfrutar. 

Si os ha fascinado Helena  @porpocoviajo y su increíble paseo por la preciada y majestuosa Barcelona… ¡No os podéis perder su blog ni su Instagram!. Siempre cargada junto a Laura, de buenas vibras y recomendaciones viajeras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *