Consejos

Consejos para viajar en avión con niños

¡Volar con niños! Os traemos unas recomendaciones y unos sabios consejos para que tu viaje sea más fácil.

Si volar es una tarea algo complicada por lo que la organización y la documentación se refiere, si lo hacemos con niños la tarea se complica un poco más. Bien es cierto que las primeras veces nos ponemos algo atacados y nerviosos y no sabemos que echar en la maleta, además de llevar miles de bártulos, la noche de antes no pegamos ojo y por si no fuera poco los niños también se muestran agitados y excitantes porque montarán en avión. Por eso os hemos querido hacer un post para contaros algunas de nuestras recomendaciones y consejos (bajo nuestra experiencia) para hacer que tus primeros viajes sean mas cómodos y flexibles.

Si nos seguís por las redes sociales, o por aquí en el blog, sabréis que viajamos siempre con nuestra hija, Sia. Actualmente tiene 2 años (aunque este proximo julio de 2020 cumplirá sus 3 añazos). Ha visitado ya la friolera de 11 países y vamos sumando poco a poco más a su lista. El último fue a Jordania y la verdad es que aunque el país puede que asuste, fue una aventura y experiencia de lo más embriagadora y enriquecedora posible. Lo primero que tenéis que tener en cuenta es que supone una carga educativa de lo más reconfortante. Además de aprender bajo la propia experiencia se enriquecen de cultura y sabiduría.

Hoy día nuestra situación está algo parada, no solo por el COVID-19, sino también porque estamos esperando la llegada de otro bebé. Estamos felices y expectantes de tenerlo entre nuestros brazos. Ya sabemos que la aventura se complica pero eso no es excusa para no seguir cumpliendo nuestro sueño y único objetivo: “conocer el mundo juntos”.

Probablemente os preguntéis u os digan… ¡Cuando sea mayor no se van acordar!. No creo que tengan un recuerdo al 100% de los lugares que han visto, visitado y se han entusiasmado. Pero os aseguramos que esa relación que formaréis en familia, esos valores adquiridos en cada viaje y ese afán de ser cada vez mas explorador no se estudia en los libros. Tendrán un vago recuerdo de cosas puntuales de cada viaje, pero seguirán su labor de experimentar nuevas culturas, tierras y experiencias. ¿No os parece suficiente?

Sin andarme por las ramas os dejamos unas recomendaciones básicas para hacer de vuestros vuelos un medio de vida sin agobios ni nervios:

♥ Documentación.

Ya sabéis que al coger un avión tanto en territorio español como a nivel europeo necesitáis un carnet de identidad. Tendréis que pedir cita en comisaría para que os lo tramiten, presentándose ambos progenitores para firmar y por consiguiente dar una foto actualizada del pequeño. Recordar que el DNI tiene fecha de caducidad de dos años.

Por lo contrario, si vais hacer un viaje internacional, debéis hacerles el pasaporte. ¡Eso sí!, no podéis tramitar un pasaporte sin tener DNI, así que tendréis que hacerles los dos. El pasaporte también tiene fecha de caducidad de dos años y en casi ningún país te obligan tener una vigencia mínima de 6 meses. Eso quiere decir, que si tu pasaporte caducará en menos de seis meses, estaréis obligados a renovarlos o no os dejarán entrar.

 

♥ Equipaje.

El equipaje nos vuelve a todos la cabeza loca. El consejo más honesto que os podemos dar, es que no os liéis la manta a la cabeza. Siempre llevar lo justo. ¡Recordar! En todos los lugares que vayáis, visitéis u os hospedéis, habrá sitios para comprar algo si fuera necesario, tanto tiendas de ropas, como farmacias o supermercados. No os carguéis con tantos kilos encima porque el viaje será duro, pesado y demoledor. Lo mejor de todo es disfrutar y dejarse llevar.

Evidentemente siempre hay que llevar lo básico e imprescindible para ellos como medicinas, pañales, ropa tanto de frío como de calor, y si es bebé y toma biberón lo más aconsejable es que os echéis en la maleta un termo de agua para calentar siempre su agua sin necesidad de estar buscándose la vida a altas horas de la noche.

♥ Equipaje dentro del avión.

Para los niños lo más recomendable es que se lleven una pequeña mochila para entretenerse durante las horas de avión. Lo mejor es coger vuelos muy muy temprano así aprovecharán el viaje para descansar y recuperar el sueño perdido. De no ser así la alternativa de llevarles una mochila es fantástico (además para los vuelos muy largos también viene genial). Nosotros siempre la ponemos el iPad con dibujos descargados, además del Señor Patata (con el que se entretiene mucho) y un cuaderno con pinturas para dibujar.

Y si se cansan de todo, siempre os quedará la imaginación para ver por la ventana y buscar que forma tienen las nubes (risas…).

♥ Billete de avión.

El precio del billete de avión varia con la edad de los pequeños. Si tiene menor de 2 años cumplidos (solo abonarán una pequeña cantidad a modo de seguro) Pero tendrán que ir encima del progenitor con un cinturón de seguridad especial. En ningún caso se pueden coger y ocupar los sitios en las salidas de emergencia para no obstaculizar. Aunque bajo nuestra experiencia os recomendamos muchísimo que elijáis los sitios de las ventanillas, porque si estás en medio (molestas a ambos lados) y si estás en el extremo pueden arroyar con los carritos o algún pasajero al pasar alguna extremidad (es menos seguro y cómodo). Además en la ventanilla pueden ir viendo el cielo y se entretienen mucho más.

Si tienen más de 2 años cumplidos y hasta los 14, se abonará una tarifa niño (que prácticamente es igual casi a la del adulto). Ya van en su propio asiento y con su cinturón de seguridad.

En los vuelos largos hay sitios especiales para ir con bebés y niños, ya que disponen de cunas adaptadas para su mayor confort y descanso durante el trayecto. (Consultar a la compañía).

♥ Normativa aeropuertos.

La normativa europea para el equipaje de mano dice, que cualquier líquido o sólido para niños menores de 5 años puede llevarse a bordo en el equipaje de mano para facilitar su alimentación. (Evidentemente dentro de los aeropuertos, a no ser que sean de grandes ciudades, no tienen farmacias, ni posibilidad de comprar cosas adaptadas para la alimentación de los niños). Así que no os tirarán botellas de agua, batidos, zumos, biberones o potitos. Siempre y cuando la cantidad sea para consumo de los niños que se lleven a bordo y no para toda la familia (seamos conscientes y responsables).

♥ Carros o sillas de paseo en el avión.

Están permitidos por unidad infantil y sin coste adicional, siempre y cuando se cumplan las medidas de seguridad (no pueden ir a bordo). Tenemos dos maneras:

  1. Antes de pasar el control de seguridad, irnos al mostrador de facturación de la compañía para que lo facturen directamente a bodega. Nosotros nunca hemos utilizado esta opción porque moverse por los aeropuertos con el bebé o niño en brazos y si se lleva equipaje de mano es algo pesado.
  2. En el checkin antes de entrar en el avión los empleados de tierra te darán una pegatina para el carro. Una vez que vas a embarcar, los técnicos del aeropuerto lo bajarán a bodega. Cuando se llega a destino muchas veces te lo vuelven a dar justo a la salida del avión. Aunque otras veces lo recoges en las cintas de equipajes especiales dentro de los aeropuertos de destino. También muy cómodo. ¡Tranquilos! porque los tratan muy bien y nunca se ha escuchado de que hayan roto un carro.

♥ Alimentación durante el despegue y aterrizaje.

Lo más recomendable es que viajéis con los bebés mínimo a partir de un mes. Porque sus oídos son un órgano poco maduro y por la presión podría reventársele el tímpano o producirles daños en su audición. ¡Hay que extremar las precauciones!

Sia voló desde los dos meses y medio. Fue un vuelo corto; Madrid-Luxemburgo, y el consejo que os damos es que les alimentéis (biberón o pecho) en el despegue y aterrizaje. Justo el movimiento que hacen al succionar basta para hacer que trabaje el oído y sentir menos presión. Les ayudará mucho a no sentir molestias ni taponamientos.

♥ Seguridad médica.

En el marco europeo tenéis la tarjeta sanitaria europea que debéis solicitar en vuestra tesorería mas cercana con cita previa. Es gratuita y dura dos años (para todos). La parte buena es que si te pasa cualquier cosa te atienden de manera gratuita y sin tener que pagar nada (aunque algunos países tienen una cuota mínima de gestión de unos 30 euros como Portugal o Francia), aún así estáis cubiertos y merece mucho la pena.

Si os salís de la comunidad europea, lo mejor es llevar siempre un seguro de viaje que incluya las condiciones médicas por si pasara algo. Está claro que cuando salimos de viaje nos preguntamos… ¿Qué va a pasar? Pero lo que no sabemos es que pueden ser miles de cosas como apendicitis, una caída, un virus estomacal… Los precios de la sanidad de otros países son muy elevados y si no pagas su cuota no te dejarán salir del país. ¡No te la juegues!.

Si queréis un consejo nosotros siempre organizamos nuestros viajes con Allianze Assistance. Una compañía con más de 60 años de experiencia y en el número uno de atenciones. Para nosotros es mejor pagar un poco más pero sentirse a gusto, seguro y con todas las comodidades que ofrecen sus variados seguros de viajes. Además si reservas con nuestro código ENMISPIES10 obtendrás un 10% de descuento.

♥ Botiquín.

No obstante a mí me gusta siempre llevar un mini botiquín con las medicinas básicas para los niños (ibuprofeno y paracetamol para niños), aunque también otro para mayores. Además siempre echo unas gasas, betadine y un termómetro por sí fuera util.

 

De verdad no tengáis miedo a volar, a salir del país y a vivir nuevas experiencias. El miedo la primera vez lo hemos pasado todo, esa incertidumbre de… ¿Saldrá todo bien? ¿Lo pasaremos bien? ¿Pasará algo?, pero… lo cierto es que en casa también nos pueden pasar las cosas y las resolveremos de la misma manera y eficacia en cualquier sitio en el que estemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *