España

El camino de Santiago

“El camino de Santiago. Vivencias y experiencias”

By @mibrujulaviajera

El camino De Santiago bajo el lema: vivencias y experiencias, es el post que nos regala @mibrujulaviajera. Una gran amiga, insta travel y sobre todo buena gallega adoptiva.

El Camino de Santiago

Un breve acercamiento al Camino

Si existe una ruta en nuestro país conocida en el mundo entero es el Camino de Santiago. Esta peregrinación cristiana data de la Edad Media y es a día de hoy uno de los atractivos turísticos más destacados de nuestro país. En el año 2019 más de 340.000 peregrinos de todo el mundo llegaron a Santiago de Compostela y cada año son más y más los viajeros que se embarcan en esta aventura. Esta peregrinación religiosa cautiva a gentes de diferentes credos, e incluso a ateos, ya que cada uno inicia su camino con un propósito o un motivo personal,  bien sea religioso o no. Sea como sea, la vida simple de peregrino da paz al alma y relaja los sentidos, convirtiéndose en una rutina tranquila: caminar, comer y descansar; un cóctel perfecto para desconectar del estrés.

La jerga del peregrino

Antes de continuar, creo que es importante hacer un apunte sobre el vocabulario que todo buen peregrino debe conocer:

  • Credencial del Peregrino: es tu pasaporte como peregrino, un documento que deberás llevar contigo durante tu peregrinación y que deberás sellar en las parroquias, cofradías, Asociación de Amigos del Camino de Santiago y otros puntos habilitados para ello, que irás encontrando durante el camino. Este documento servirá para certificar tu paso por las distintas etapas del camino y obtener así la Compostela. Consulta https://oficinadelperegrino.com/  para ver cuál es el punto más cercano de donde te encuentres para obtenerla.
  • Compostela: es el documento que certifica oficialmente tu peregrinación hasta la tumba del apóstol. Para ello es necesario que acredites mediante la Credencial del Peregrino haber realizado como mínimo los últimos 100 km a pie o a caballo, o bien 200 km en bicicleta.

  • ¡Buen camino!: es el saludo oficial por antonomasia entre peregrinos, españoles o no. Verás a caminantes de todo el mundo esbozar un “buen camino” a tu paso, aunque sean las dos únicas palabras que sepan pronunciar en nuestra lengua. 
  • Ultreia:  término que corresponde al arcaísmo en latín de “buen camino” . Es una voz de ánimo que en su origen se construía Ultreia, suseia, Santiago y significa algo así como sigue adelante, que más allá está Santiago. Cuando un peregrino saludaba a otro con un  Ultreia, el otro respondía ¡et suseia! No es muy común hoy en día pero puede que encuentres algún peregrino que te salude así.

¿Cómo planifico mi ruta?

El Camino de Santiago tiene diversas variantes y orígenes, pero se cumple la sentencia “todos los caminos llevan a Santiago” (¿O era a Roma?) No importa. 

Existen varias rutas y otras muchas ramificaciones que confluyen en estas, desde distintos puntos de España y de Europa, aunque las más populares son las siguientes:

  • Camino Francés. Esta ruta tiene su inicio en la localidad francesa de Saint Jean Pied de Port, a 778 km de Santiago de Compostela. Es el camino más popular y el más concurrido.
  • Vía de la Plata. En su origen, esta ruta jacobea unía Sevilla con Zamora. Actualemente son muchos los peregrinos que recorren los 934 km que unen la capital hispalense y Santiago.
  • Camino Portugués. Existen diversas variantes del Camino Portugués, pero el más conocido es el que sale de la localidad portuguesa de Tui, a 107 km de Santiago. Si bien existe una densa red  de caminos que salen desde diferentes puntos de Portugal hasta Santiago.
  • Camino del Norte. Recorre la costa cantábrica desde Irún (también se puede iniciar en Bayona), y muchos peregrinos coinciden en que las vistas son espectaculares.
  • Camino Inglés. Sale desde Ferrol, a 119 km de Santiago de Compostela.

 

 

Sobre las rutas del Camino de Santiago existe mucha información, tanto en Internet como en guías de viaje, por lo que dependerá de tus gustos y preferencias cuál de ellos escoger.

Para planificar tu ruta es importante que tengas en cuenta varios factores como la época  del año o el número de días de qué dispones. Lo ideal es contar con algunos días de margen por si surge algún imprevisto. Hay muchos peregrinos que optan por dividir su camino en diferentes épocas y cada año realizan unas cuantas etapas; eso dependerá del  tiempo del que dispongas para tu hazaña.

En el momento de organizar tu Camino de Santiago es fundamental que seas consciente  de cuál es tu condición física, y que realices un mínimo de preparación previa para aclimatarte y evitar así lesiones y disgustos innecesarios. La peregrinación es apta para todos los públicos pero requiere un mínimo de forma física para llevarla a cabo con las mejores garantías. 

También es importante que planifiques con cierta holgura cada etapa, de modo que el tiempo no se te quede corto y puedas disfrutar así del entorno y de todo lo que el Camino te va a aportar. Te recomiendo que madrugues y que tu jornada de camino termine a la hora de comer, así por la tarde puedes descansar y disfrutar del lugar al que has llegado. Madrugando también llegarás antes a los albergues y será menos probable que te quedes sin alojamiento.

¿Qué hay en la mochila de un peregrino?

Cuando viajamos, la mayoría pecamos de llenar nuestra mochila de más, por si acaso… Y ese es un error muy común entre los peregrinos novatos. Hacer el Camino con una mochila demasiado pesada puede ser una verdadera tortura. Tras varias peregrinaciones a Santiago, he llegado a la conclusión de que una mochila de unos 50/60 litros y que no sobrepase los 7-8 kg de peso es un estupendo aliado. La mochila debe de ser cómoda, y debes llevarla ajustada para que no se zarandee mucho mientras andas y evitar que provoque un esfuerzo extra en tu espalda. En la mochila de un peregrino no puede faltar:

  • Botiquín. Un buen botiquín puede ser tu salvación ante las ampollas, rozaduras y sobrecargas musculares, las lesiones más habituales de los peregrinos. Tampoco hace falta llevar una farmacia entera.  Con algún analgésico, alguna pomada con efecto frío-calor y algún desinfectante será suficiente.
  • Ropa y calzado para caminar. Es importante llevar un calzado con el que estés habituado a caminar, y ropa cómoda y ligera que no te provoque rozaduras. 
  • Ropa cómoda para descansar. Cuando llegues al final de tu etapa y te duches, será un lujo contar con ropa cómoda para esos momentos de reposo.
  • Gorra, gafas de sol y protector solar. Imprescindibles en los meses de más calor. 
  • Chubasquero y protector para la mochila, indispensables si tu peregrinación es en época de lluvias. 
  • Productos de higiene personal. Es una buena ocasión para rescatar esos amenities del último hotel en el que te alojaste y las muestras que te dieron en tu perfumería la última vez que fuiste. Todo el peso que puedas aligerar será de gran alivio.
  • Cantimplora. El agua no puede faltar, y durante el camino encontrarás pueblos con fuentes potables en las que poder rellenarla.

¿Dónde come un peregrino?

El peregrino es una criatura que se mimetiza con el entorno que le rodea, así que el Camino de Santiago es el ambiente ideal para degustar la maravillosa gastronomía de los lugares que atraviesa. En la mayoría de municipios por los que pasa el Camino encontrarás el “menú del peregrino”, ideado por los mejores nutricionistas locales para que no te falte la energía en ninguna de las etapas, y que agradará a los paladares más exigentes. Cualquier lugar puede ser bueno para reponer fuerzas.

¿Dónde duerme un peregrino?

Existen múltiples opciones para alojarse durante tu ruta. Te aconsejo que antes de iniciar tu Camino de Santiago recabes información sobre los albergues y alojamientos disponibles en tus etapas. Hay algunos lugares que cierran en invierno ante la poca afluencia de peregrinos, y, por  contra, hay albergues que se llenan en las épocas más concurridas. Puedes ir de hotel, de hostal, de albergue municipal, de albergue cristiano (también llamado hospital de peregrinos), todo dependerá de lo que busques en tu estancia en cuanto a comodidad, intimidad, precio, etc. Para mi , sin duda alguna el mejor alojamiento para vivir la esencia del Camino de Santiago es un albergue. Existen muchos albergues que ofrecen cama en habitación compartida, con estupendas zonas comunes en las que podrás compartir experiencias con otros peregrinos como tú. También existen albergues cristianos en los que se ofrece alojamiento a cambio de la voluntad y donde no hay un precio estipulado. Albergues religiosos o no, son una estupenda oportunidad para compartir las vivencias del Camino, con independencia del credo o fe que profese cada cual.

El Camino de Santiago es una experiencia que no deja indiferente, nadie vuelve siendo el mismo. Ah, y mucho cuidado, ya que sea cuál sea el motivo que te lleve a iniciar tu Camino, es una experiencia que engancha, y es muy probable que quieras volver. 

 

Mi experiencia como peregrina

Mi primer Camino de Santiago lo hice a los 18 años y con un gran compañero de viaje: mi padre. Desde que tengo uso de razón, mis padres nos han inculcado a mis hermanos y a mi el amor por la naturaleza, la montaña y el excursionismo. El Camino de Santiago se había convertido en esa “tarea pendiente” que mi padre y yo teníamos y en octubre de 2008 los astros se alinearon y emprendimos nuestra aventura. Ese año hicimos el Camino Francés desde León y no nos pudo gustar más. De esa experiencia guardo muchos bonitos recuerdos, personas maravillosas y un sinfín de anécdotas que ni él ni yo olvidaremos. También aprendí sobre la hospitalidad que reina en el Camino y sobre la libertad que se siente estando tantos días caminando. Es algo que te recomiendo a probar al menos una vez en la vida.

En 2016 tuve la suerte de hacer el Camino Inglés con Pedro, mi compañero de vida, y nuestros amigos Denis, Vicente y MªJosé. Una experiencia increíble y que estamos deseando repetir.

No sé cuál será la siguiente peregrinación pero de lo que estoy segura es de que habrá un próximo Camino de Santiago para mi, porque es una experiencia que engancha, y mucho.

Si te apetece saber más sobre @mibrujulaviajera, te invitó a conocer sus redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *