Europa

Bélgica: Bruselas, Brujas, Gante y Amberes

Guía de Bélgica. Visita en 4 días sus principales ciudades: Bruselas, Brujas, Gante y Amberes. ¡Sumérgete por la capital Europea!



¿Necesitas una guía completa y práctica sobre Bélgica? ¡No lo dudes! Este es tu blog más acertado. Hemos estado este puente de carnavales por la ciudad flamenca, y cuando digo flamenca no me refiero a nuestra preciada Andalucía, sino a la capital Europea.




Antes de empezar nuestro tour con consejos, fotos, guías, restaurantes… vamos a situar la región belga en un contexto histórico y cultural.



Bélgica, bajo su lema “La unión hace la fuerza” consiguió la independencia como país en el tratado de Londres en el 1939, bajo la condición de su neutralidad; por este motivo se creo la sede de la Unión Europea y la Comisión Europea en su capital, Bruselas. El país se divide en tres regiones importantes, Flandes, Bruselas y Valonia.



Consejos

  • Si viajas a Bélgica, ves con varios días (mínimo 4) para poder visitar las ciudades más importantes alrededor de Bruselas y poder contrastar su cultura y las cosas más características de cada una de ellas.
  • La bebida por excelencia es la cerveza, y que sepas que se puede beber por la calle alcohol porque no está prohibido.
  • Ten mucho cuidado por donde cruzas porque podrían multarte. Recuerda cruzar en verde y por los pasos de cebra.
  • Compra los billetes de tren directamente en las taquillas de la estación si viajas a Gante, Amberes… a nosotros nos informaron muy bien de los horarios, nos cobraron menos que en la web (ya que ida y vuelta es más barato).
  • Si alquilais un coche llevar un GPS o alquilarlo, las carreteras son algo complicadas en cuanto a la señalización, así no perderás mucho tiempo en las carreteras. Además las calles cambian de nombre cada pocos metros y resulta muy complicado moverse al principio.
Aeropuertos
 
El aeropuerto internacional de Bruselas por excelencia también llamado Zavetem se encuentra a media hora de la capital y tiene muy buenas conexiones con El Centro y sus alrededores. 
 
¿Cómo llegar al centro?
 
En taxi, aunque es la opción mas cara, para muchos les resulta la mas acertada en cuestión de comodidad, pero su precio oscila entre los 50€ el trayecto.
En autobus, para mi la mejor de las opciones y la que he usado las dos veces que he estado en la ciudad. El precio del billete vale 4,5€. El billete lo tienes que comprar en la misma parada de autobús, y si se lo compras al conductor te cobra 6€. La parada de buses las encuentras en la planta -2 según sales del aeropuerto. Si vais por la zona del parlamento, el número de bus es el 12.
Tren, se encuentran las vías en la planta -1, allí tienes taquillas para comprar el billete que oscila los 8,5€ el trayecto, te deja en varias estaciones del centro, entre ellas la estación central, donde podrás tener conexión con las líneas de metro.
 
El aeropuerto de Charleroi frecuentan las aerolíneas de bajo coste, como Ryanair y está mas alejado de la ciudad (1 hora de duración). 
 
¿Cómo llegar al centro?
 
En taxi, nos podrían cobrar entre 80 y 100€.
En autobús, es una hora de viaje y cobran 34€ ida y vuelta.
El tren es algo más rápido, dura 40 minutos aproximadamente.
 
Metro
 
El metro de Bruselas es excelente, bien cuidado, limpio, seguro y bastante nuevo. Tiene muchas paradas y podrás moverte con facilidad.
Trayecto 2,1€
24h billete 7,5€
10 viajes 14€
Recuerda que para comprar un pase de un día o de 10 viajes tienes que comprar en las taquillas una tarjeta (abono transporte) que vale 5€.
El metro abre sus puertas a las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche. Y recuerda que para pagar en las máquinas solo admite el dinero en monedas o tarjetas de crédito, de lo contrario tendrás que comprar el billete en las taquillas.
 
 
Alojamientos
 
Los hoteles en Bruselas varían de precio dependiendo de lo que te quieras gastar. Nosotros queríamos un hotel con desayuno que fuera económico y resultara cómodo para poder descansar bien. Yo soy muy asidua a reservar los hoteles en esta página por sus grandes ofertas, hoteles.com además a la décima noche te regalan una para tu próximo viaje.
 
Como referencia os dejo el link del Silken que cogimos, en la zona del parlamento europeo, en frente de la Comisión y de la parada de metro Schuman. Silken Berlaymont Bruselas.
Tuvimos la suerte de coger una oferta de 60€ la noche para dos personas con desayuno Buffet, increíblemente rico.
 
Comidas típicas
 
Este es el apartado que más me gusta y más me informo, ya que me encanta conocer la gastronomía típica del lugar. Aunque no podremos saborear comidas muy de la zona ya que este país tiene muchas afluencias sobre todo francesas, encontraremos algunos manjares al paladar como:
  • El número 1 son las patatas fritas. Y seguramente que os preguntaréis… ¿Eso es un plato típico? ¡Pues vaya! Pues sí, para ellos son los maestros de las frituras. Resulta que sus patatas están fritas a dos tiempos con diferentes grados de temperatura y reposo, su sabor crujiente también se debe a que se fríen con manteca de cerdo. Osea que mejor no abusar sino queremos venirnos con sobrepeso.
  • Otro fuerte son los mejillones cocidos al vapor. En algunos lados te lo ponen con limón y en otros con un picadillo de aceite y perejil. Muy ricos y muy sanos con respecto al anterior. Tener en cuenta que es un plato bastante caro y hay que saber muy bien donde comérnoslos (más adelante os diré los sitios para comer y cenar económicos y más famosos).
  • ¿Quién no ha oído hablar de las coles de Bruselas? Pues en efecto, son típicas de este gran país, como su propio nombre indica. Se utilizan mucho como guarnición.
  • Carbonnades, yo no sabía que era, y pensaba en un primer lugar que era una especie de salsa carbonara, pero al llegar allí me asombre al saber que era un estofado guisado al horno con cervezas artesanas.
  • Frikandel, la versión belga de los perritos calientes, aunque más calorífica de lo normal ya que la salchicha va frita y acompañada con cebolla, y salsas.




Restaurantes (muy recomendable)


  • Fritland: Es una cadena muy típica en Bélgica, podrás saborear el bocadillo típico de allí, llamado Metralleta. Se trata de un bocadillo de carne, con guarnición y ración de patatas fritas típicas en su interior. El bocadillo es una bomba, pero está increíblemente delicioso. Cuesta 5€ y puedes elegir tu salsa favorita de acompañamiento. http://www.fritlandbrussels.be/acceuil 

 

  • Delirium Café: Es una cervecería muy conocida en la capital belga. Se trata de un local escondido, pero muy frecuentado por los turistas y los autóctonos que quieren saborear las 3100 clases de cervezas artesanas que se venden (de sabores, rubias, morenas, tostadas y de graduaciones muy elevadas).
    Dirección: Impasse de la Fidélité 4, 1000 Bruxelles, Bélgica. Horario de 10:00-04:00 am. 

 

  • Rue des Bouchers: Es una calle perpendicular al Delirium café. Se trata de la calle más turística donde podrás comer menús a precios módicos (15€). Recuerda que las cocinas en Bélgica cierran a las 2, lo cual si vas más tarde o no te ofrecen el menú del día o te encontrarás con las cocinas cerradas.

 

  • Mer du nord: Es otro sitio muy típico, pero menos turístico. Se trata de una serie de locales al aire libre donde podrás comer o cenar a buen precio la comida típica de la zona (sobre todo productos del mar). De calidad, sano y barato. Dirección: Rue Sainte-Catherine 45, 1000 Bruxelles, Bélgica.

 

 

 

  • Au suisse: Es un local muy conocido por sus sándwiches, aunque también puedes pedir platos. Es muy bonito por dentro porque guarda su apariencia desde los años 60. Está bien de precio y en pleno centro.
    Dirección: Boulevard Anspach 73, 1000 Bruxelles, Bélgica
    Horario:

    10:00–18:00 y los sábados hasta las 19:00. Los domingos cierran.

 

 



 


Las mejores cervezas (muy recomendable)
  • Strawberry beer: A quien le guste gozar de los sabores de la cerveza, esta es la mejor. Probamos también de cereza, chocolate y manzana, pero está sin duda se lleva el primer puesto. Se trata de una cerveza artesana con sabor natural de la fresa. Una auténtica gozada de sabor. Vale medio litro 6€ en el Delirium Café.
  • Gulden Draak: Sin duda una de las cervezas con más graduación, tostada, con sabor afrutado y muy conocida.
  • Chimay: No podía faltar en esta selección una cerveza catalogada como una de las mejores del mundo, producida por los monjes trapenses.
  • San Bernardus: Es otra muy conocida, de alta graduación y de varias clases. 
 
(aunque como fui embarazada yo probé esta con sabor chocolate y quitarme un poco el mono de cerveza. He de decir que sabia a chocolate muchísimo y estaría aun mucho mas rica si estuviera bien fría. Pero las bebidas heladas solo existen en España).




A continuación os hago una guía detallada con toda la documentación necesaria para tu próxima visita por la ciudad:

Día 1: Tour por Bruselas

Nosotros cuando salimos a visitar una ciudad lo primero que hacemos es buscar si hay Free Tours. ¿Qué es eso de los Free Tours? Pues es una manera muy completa, rápida y divertida de conocer la ciudad. En tan solo 2,5-3 h, chavales de habla hispana que residen allí te hacen un tour completo de la ciudad totalmente gratis. Al acabar su guía aceptan las propinas que tu creas necesarias. Excepcionalmente la gente no da nada o muy poco. Suelen ser chicos/as jóvenes, enrollados, que cuentan anécdotas de la ciudad y hacen que tu paseo sea sumamente embriagador y placentero. En este caso en la ciudad de Bruselas, escogimos el grupo Sandemas. http://www.neweuropetours.eu/brussels/es/home# Desde su página podrás hacer tus reservas de días, y saber donde empiezan sus tours, o cuales hay.

¿Qué ver durante y después del tour por la ciudad?

 

  • Parlamento y comisión europea. A pesar de que no se puede pasar dentro, podremos pasear por sus alrededores y hacer unas cuantas fotografías. Parada de metro: Schuman. Y para ir hacia el parlamento tendrás que caminar unos 15 minutos.

 

 



 

  •   Atomium: Estructura de 102 metros de altura construido para una exposición de 1958, y hasta la fecha uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Horario: 10:00-18:00. Metro: Heysel. Entrada adulto 24,5 euros.

 

  • Gran place: Supone una de las plazas más impresionantes y bellas de Europa.


 

  • Menneken Pis y Janneke Pis: Hay muchas leyendas sobre los niños meones. Lo más impresionante es que te esperas a una réplica del tamaño de un niño y es algo más pequeña. Muchas veces veras al Menneken Pis customizado con trajes de diferentes lugares. Si hacéis el Free Tours, os explicarán porque.

 

 

 


Nosotros callejueleando nos encontramos también al perrito que mea. Pero es algo difícil encontrar su localización, aunque un tanto gracioso.

  • Palacio de Justicia: Es uno de los edificios de justicia más grandes de Europa.
  • Palacio Real: Es la sede de la monarquía constitucional, aunque los monarcas belgas llevan siglos sin residir en él.
  • Puerta del cincuentenario: Recuerda a la puerta de Brandeburgo de Berlín y retrata la independencia de Bélgica.
  • Catedral de Bruselas: Oficialmente se le llama catedral de San Miguel. Es una auténtica maravilla y recuerda a la Notre Dame de París. La entrada es gratuita.
  • Basílica del Sagrado Corazón: Es la quinta iglesia católica más grande del mundo. La entrada es gratuita, pero si quieres subir a la terraza es un gran mirador a la ciudad de Bruselas. Cuesta 4 euros.
  • Parque de Bruselas: Es el pulmón de Bruselas, aunque no tiene la dimensión de la Casa de Campo de Madrid. También conocido como parque del Palacio Real (por su proximidad).
  • Galerías Saint Hubert: Es el primer centro comercial que se construyó en el centro de la ciudad para que la gente de la sociedad alta pudieran ir de compras a los sitios más lujosos.
  • Tour de comics: Si te gustan los comics, las calles de la capital están pintadas con los personajes de los comics más famosos. Como sabréis es la cuna del comic, donde allí no será tan raro ver a la gente en su día a día leer comics en vez de libros. Si queréis traeros algunos como recuerdo acudir a las tiendas de segunda mano, situadas por el centro.



 

Día 2: Tour por Brujas


Numerosas las ganas que tenía de volver a Brujas. Mi ciudad favorita de Bélgica. Mucha gente prefiere Gante (como mi chico y mi familia), pero si os sumergís en la pequeña capital de Flandes os daréis cuenta de su gran belleza medieval, por sus casitas de colores, sus canales, su Gran Plaza… ¡Te enamorará!



Para ir a Brujas, podéis alquilar un coche o bien podéis ir en tren (opción más cómoda), ya que las carreteras son algo confusas en el país. La primera vez que visité la ciudad fui en coche y a la entrada a la ciudad hay un parquin de pago, a precio moderado. La segunda vez de mi visita, hemos ido en tren. Me ha parecido muy buena opción, rápida, cómoda y más barata. Hay que ir a la Estación Central de Bruselas. En las taquillas compra un billete de ida y vuelta para Brugge (19 euros ida y vuelta). Los trenes salen cada 15 o 30 minutos de frecuencia, así que no hay problema de quedarse en tierra. Recuerda que los asientos no están numerados, por lo que cuando subas al tren, anda ágil para coger un asiento o estarás 1 hora de pie.



La mejor forma de ver la ciudad de manera rápida y sencilla es hacerse un Free Tour. Lo íbamos hacer con la misma empresa que el Tour de Bruselas, pero la salida era a las 9.30 y nos suponía irnos en el tren sobre las 8, así que busqué otra empresa que lo realizara a una hora más moderada: http://www.freetourbrujas.com/ Esta es la web, en la que encontraréis los detalles de la localización, horarios y reservas.



Grote Markt (Gran Plaza)



 

 

 
Ayuntamiento




Después de la preciosa guía que nos hicieron, contándonos anécdotas y la historia de la ciudad, nos fuimos a montar en la barca que recorre los canales. Vale el pase 8 euros y dura unos 20 minutos. Durante el paseo te explican también un poco la edificación de las casas, los canales y algo más de situación geográfica.




No te vayas de la ciudad sin pasar por su pequeño local de cientos de cervezas. Se llama 2Be Beer Wall. Según entras en el museo de la cerveza, encontrarás una exposición a los dos lados de miles de clases de cervezas. Tiene terraza para sentarse (una interior y otra exterior mirando al canal) y en su interior (pero es pequeño).





Recomendaciones de sitios para comer


  • Bocca: Es un local de comida para llevar, aunque tiene algunas mesitas en su interior y su exterior. Tienen varios tamaños (el mediano 5 euros) de pasta y salsas para elegir. Es una buena opción de comida sana, rica y apetitosa si se te ha hecho algo tarde. Recuerda que las cocinas cierran a las 2.

 

  • Gofres: El mejor gofre del mundo, sin duda ¡aquí! en este sitio. El mejor del mundo. El mejor chocolate… creo que soñaba solo con ir a Brujas y comerme uno en el mismo sitio que la primera vez. Calle Breindelstraat 11 (según vas a la plaza del ayuntamiento) lo encontrarás abarrotado de gente y con cola. Es una tiendita con un toldo gris. ¡No lo dudes que merece la pena sus 4 euros y ese chocolate tan espectacular casero!.

 

  • Café de Gilde: Si te apetece sentarte tranquilamente y degustar la gastronomía belga, este es tu sitio. Los platos tienen buen sabor, calidad y a buen precio. 




Día 3: Gante y Amberes



Nos levantamos pronto, he hicimos el mismo procedimiento que el día anterior. Nos fuimos a la Estación Central y compramos en las taquillas unos billetes de ida a Gante (como queríamos pasar luego la tarde/noche en Amberes, no compramos la vuelta). El trayecto dura un poco más de media hora y el tren iba bastante menos de ocupación que cuando fuimos a Brujas. Justo nada más bajar del tren nos sorprendió el aparcamiento que había en la estación de bicicletas, no se, algo sorprendente… ¿Quién puede encontrar aquí su bici?


Saliendo por la puerta principal de la estación os encontraréis una parada de autobús cruzando el paso de cebra. Coger el número 21 para ir al centro de Gante. No tiene pérdida la parada porque os encontrareis el torreón y la catedral, entonces sabréis que habéis llegado. De todos modos podéis preguntar a cualquiera, la gente en esta ciudad son muy agradables.



Como previamente ya realicé este viaje, me motivaba más la idea de aprender cosas nuevas y aumentar mi conocimiento sobre esta importante ciudad, la capital de Flandes, por lo que decidimos hacer un free tour. Hicimos la reserva online para asegurarnos la visita en español. Os dejo (como anteriormente) los datos del tour: http://www.freetourgante.com/?gclid=CjwKEAjw8OLGBRCklJalqKHzjQ0SJACP4BHrmqX8K-_8vFtzFwP1ikArOtCBDx-BudenYZ_sRmoK8BoChG_w_wcB Os aseguro que quedaréis encantados, la chica que nos tocó nos explicó un montón de anécdotas y nos hizo una guía muy agradable y amena. Me llevé otra sensación de la ciudad (ya que la primera vez que la visité me pareció fría y grande). En definitiva ¡me entusiasmó!


Cuando acabó el tour nos fuimos a una cervecería muy conocida en la ciudad. Tienen una cerveza especial que solo se hace en Gante y la tradición dice que para bebértela tienes que darles una bota a cambio ¡Una experiencia muy graciosa!



Si queréis más información, tenéis un punto de visitantes justo en la plaza donde se entra al Castillo. 



Para comer en la ciudad, es algo caro y como nosotros íbamos con prisas porque queríamos pasar la tarde en Amberes, nos comimos unos sandwiches en un Subaway y de postre unos maravillosos dulces típicos. Se llama “Cuberdón” y es solamente apto para los más golosos ya que un solo cono equivale a millones de calorías. Es extremadamente dulce y compacto al paladar. Podéis comprar un saquito por 2 € para probarlos.





Emprendemos nuestro viaje a la estación para coger un tren a Amberes. Tardamos una hora aproximadamente. Nada más llegar nos quedamos atónitos de la belleza que presenta su gran estación. Lujo, exuberancia y belleza la definen. ¡OJO! Antes de salir de la estación consultar cual es el último tren de vuelta para la capital belga no vaya ser que se os eche el tiempo encima y lo perdáis. Creo que el último rondaba as 11 de la noche.


Amberes




Al salir de la estación y andar por la avenida principal que te lleva al centro de la ciudad (unos 20 minutos al centro andando) encontramos un pub irlandés, estupendo, además ponían el fútbol español y nos quedamos un rato reponiendo fuerzas. Tenían muchas clases de cervezas, de cafés y la comida pintaba muy bien.

En Amberes hay muchas cosas que hacer y que ver, pero debido al poco tiempo que teníamos nos dedicamos a disfrutar andando por sus calles, hacer fotos de lo mas emblemático y seguir probando cervezas de pub en pub. 
Amberes es la segunda ciudad más importante después de Bruselas, la sensación que te da es que no es tan grande como la capital pero no menos importante debido a su comercio, sus diamantes y su puerto. Hay una leyenda muy graciosa, es que había un gigante que antiguamente paraba a todos los barcos y exigía un dinero, si éste no le pagaba le cortaba la mano, hasta que un soldado romano se hartó, luchó con el, e hizo lo mismo, con lo cual veremos en el centro de la plaza una estatua que refleja esta historia. 
Como en todas las ciudades belgas que hemos visitado, podremos ver edificios gremiales del siglo XVI como la plaza de Grote Markt. Justo al lado encontraremos la catedral (una de las más grandes del mundo y declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, aunque se dice que aún no está acabada según los planos originales. Durante la Segunda Guerra Mundial hubo un saqueo y se llevaron muchas obras expuestas de pintores importantes como Rubens, en la actualidad siguen desaparecidas.
Es una ciudad para pasear por sus calles empedradas y disfrutar de todos sus edificios. 






Día 4: Despedida en la capital.


Dependiendo de la hora a la que salga tu avión, puedes aprovechar un poquito para pasear por la ciudad, ir de compras, comer tu último waffle o ver algunas cosillas que te hayan faltado.
¡Disfruta!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *