Europa

Berlín y Postdam

Guía completa para disfrutar de la moderna ciudad de Berlín. Descubrimos la ciudad de Postdam a nuestro paso por la capital alemana. 

¡Hola mis viajeros! Aquí os traigo un nuevo post. El fin de semana del puente de la Hispanidad, me fui con mi amoroso y unos amigos a Berlín cuatro días (2015). La verdad es que es una ciudad europea cercana y a mano de todos, pero que no había visitado y que tenía muchas ganas, así que cogí la maleta y la puse en mis pies.

¿Qué saber sobre Berlín?

En primer lugar siempre que vayamos a una ciudad hay que documentarse un poco (a ver no es necesario pero la capital almena tiene mucha historia actual). Yo, si habéis leído más post de viajes en mi blog, soy muy PRO-TOURS. Y es que las ventajas de hacer tours por las ciudades es que te optimizan el tiempo y además te aportan mucha información tanto histórica como cultural.
Para que os situéis, Alemania era una gran potencia tras la Primera Guerra Mundial, y su dictador, Hitler, quería extender su imperio semejándose al imperio romano. Pero como sabemos, fracasó en la Segunda Guerra Mundial y tras ella quedó dividida en cuatro partes.
En la parte que pertenece a la Unión Soviética, quedó la capital de Alemania siendo también dividida por todas las partes. La más oriental era rusa y la occidental se la repartieron entre Francia, Inglaterra y EE.UU. Y así se formó el muro de Berlín, para dividir ambas partes, el cual fue destruido el 9 de Noviembre de 1989.

Habiendo hecho este super mini resumen, os voy a contar un poquito como repartir en cuatro días la visita a la ciudad.

Día 1

Volamos al aeropuerto de Schönefeld. Es el aeropuerto que más lejos está de la capital y se tardan como unos 45 min en tren para llegar al centro de la ciudad. Cuando sales del aeropuerto, giras a la derecha y te van dando indicaciones de como coger el tren (2 minutos andando). En la entrada de la estación hay taquillas para coger el titulo de transporte. No os preocupéis están en Español las máquinas, aunque he de reconocer que es bastante complicado coger un billete, parece que hay que hacer un máster. El aeropuerto es zona C. Así que si vais a usar el tren, metro o bus durante el resto del día, podrás coger directamente desde allí (A-B-C por 7.2 euros). Sino hay ningún tren express que lleve directamente al centro, coger uno hasta la estación de Treptower Park y después hay que hacer transbordo hasta la estación que necesites ir.
El otro aeropuerto que está más cerca es el de Tegel. Y desde allí hay metro (zona B) o podéis coger un taxi hasta el centro por unos 40 euros.

Llegamos a las 9 de la mañana y aprovechamos el día para dejar las cosas en el apartamento que habíamos reservado y hacernos a las 14.30 el Tour por el muro de Berlín. En esta ciudad lo hicimos con la empresa New Berlin Tours. Os paso el link, para que veáis las guías en Español y los horarios.

Me pareció baste completo. Daréis un agradable paseo por la línea cronológica desde la Segunda Guerra Mundial, pasando por la Guerra Fría hasta nuestros días.
De verdad, sino hubiera hecho el tour, no me hubiera percatado de absolutamente nada, ya que hace mucho que lo estudié en la escuela.

Acabamos muertos después de levantarnos a las 4 de la mañana así que picamos algo por las calles para cenar y nos recogimos muy pronto para recargar las pilas para el día siguiente.

Día 2

Reservamos el Tour al campo de concentración con la misma compañía. Y… ¡Vaya excursión! Nunca había estado en uno y me impactó muchísimo. El saber que se habían matado a más de 200.000 personas sólo en ese campo, te pone la piel de gallina. Nuestro guía: Javier, fue super majo he hizo que la excursion, dentro de lo que era no nos encogiera más el corazón de lo que te provoca al entrar allí. Nos contaba como eran las cosas realmente y con historias verídicas de supervivientes. Sinceramente una experiencia un poco tétrica pero la volvería hacer.
La excursión dura unas 5 horas, entre el viaje de ida, el viaje de vuelta, y la duración de la visita. La entrada con el grupo es gratis, y necesitas el título de transporte A-B-C para todo el día. ¡OJO! Chicos que no se os olvide llevaros en una mochila algo de comer, porque allí no hay nada. Dentro del campo dejan comer y beber.

Tenemos que confesaros que no hicimos muchas fotos de la visita al campo de concentración por dos motivos (por respeto y porque en algunos de los lugares se nos removieron bastante las tripas). Sin duda es una visita escalofriante y no es que estemos en Halloween, creemos que es aun peor que una película de terror. Sobre todo la sala de los quirófanos es aterradora, se te ponen los pelos de punta, y personalmente nos tuvimos que salir porque no podíamos soportar como podían hacer las atrocidades que hicieron y esas barbaridades con otros seres humanos de distinta raza/religión.

Cuando volvimos de la excursión nos bajamos en Alexander Platz. Y tenían montado en la plaza el conocidísimo Oktoberfest. ¡Esta fue la nuestra! Nos comimos en los puestos algo para merendar. Teníais una gran variedad de comida casera alemana por todos los puestos, souvenirs que comprar y también las jarras de cerveza de 1 litro. Creo que prefiero omitir esta foto, por incitación a la bebida… ¡Bueno vale la subo, porque es exagerado!

Sino vais en fechas de este festival, que sepáis que también podéis encontrar estas cantidades en cualquier cervecería o bar alemán. A nosotros nos cogieron 4 euros por jarra d fianza por si acaso desaparecían, y estuve a punto de llevármelas, por 4 euros… pero eso pesaba un quintanal y no podía cargar con ese peso.

 

A la salida de allí nos fuimos a en búsqueda de un sitio para cenar, y nos topamos con un maravilloso pub el cual los cócteles estaban en la hora feliz (4,5 euros el coctel) una pasada porque nos quedamos allí hasta muy tarde.

https://es-es.facebook.com/oase.cocktailbar

Día 3

Nos levantamos hechos polvo, pero con ganas de conocer la ciudad de Berlín, su historia, su cultura y sus costumbres. En este día hicimos el free tour por la ciudad. Como sabéis, el free tour es una excursión que es gratis y tu das a la voluntad. Ya os puse el link para que veáis toda la información de las salidas y las quedadas en la página web. Pero si tenéis alguna duda podéis dejarme algún comentario.
En el tour por la ciudad os enseñarán cada rincón, los monumentos, los memoriales, las catedrales, la isla de los museos, hasta donde tenía Hitler un bunquer. La verdad es que me resultó bastante fría la ciudad, a pesar de los 8 grados que hacía en la calle en pleno mes de Octubre, los edificios son sobrios y planos y no transmiten mucho más. Pero quizá esa sea la característica fundamental de la capital. Tenemos que tener en cuanta que es una ciudad relativamente nueva en la línea cronológica, pero eso la hace tan peculiar y distinta.
Os dejo algunas fotos de lo que podréis ver en el tour:

                                                  Puerta de Brandenburgo

Bien es cierto que como no madrugáis la famosa foto os la hacéis con media ciudad de turistas. 

 Monumento al Holocausto

 

Checkpoint Charlie

Sin duda uno de los puntos mas instagramers de nuestra visita. Alrededor había un montón de grafitis y sin duda la explicación del punto estratégico aun conservado es fascinante. Os dejamos con la intriga, no todo es copiar y apuntar antes de ir. ¡Tenemos que dejarnos llevar por la historia y por las anécdotas que nos cuentan en este tipo de actividades, os encantará!

                      Auditorio nacional

                  Catedral de Berlín

A la hora de comer nos metimos en un Vietnamita por la zona de Alexander Platz y fue económico y muy rico. Pero tenéis cualquier cosa de comida rápida a vuestra disposición en cualquier parte sino queréis perder el tiempo en buscar un restaurante.
Por la tarde dimos un paseo para ver otra vez el muro (la parte pintada) que es la parada de metro Warschauer Str. Hay mucha gente que escribe en sus blogs o páginas de viajes que te tienes que bajar en Ostbahnhof, pero esa parada queda muy lejos del muro y tienes que andar como un kilometro o dos más de la cuenta. Yo os recomiendo la otra parada que está más cerca. En frente del muro tenéis el estadio Mercedes Benz Arena, es el estadio nacional y allí hacen todo tipo de conciertos, festivales, partidos… Cuando fuimos estaba el circo del sol y lo tenían muy bien ambientado.

Para concluir el día nos fuimos a cenar a un mexicano. Nuestra idea era cenar en un típico restaurante alemán, que nos habían recomendado (podéis encontrar en la red muchísimos) pero debéis hacer reserva previamente, porque no encontramos mesa en ninguno. Así que vimos uno mexicano y nos quedamos en ese, ya por el hambre que teníamos. Fue barato 20 por persona, con bebidas, entrantes y un plato principal y de postre coctel. El sitio se llamaba ¡Qué pasa!

Día 4

El último día teníamos el vuelo a las 9 de la noche, con lo cual teníamos todo el día para estar por la ciudad. Yo había visto en la web para ir a visitar Postdam. Y me pareció una ciudad preciosa que se encuentra en la región (estado) de Brandenburgo. En la página de los freetours había una excursión guiada y la reservamos previamente. Nos costó unos 15 euros y necesitas billete del día zonas A-B-C porque viajas innumerablemente en el transporte público. Se tarda una hora en ir más o menos, y la duración de la excursión son unas 5 horas. Nosotros llegamos a las 17.30 al centro de Berlín.

Si tenéis algún problema de maletas, porque bien en el hotel no tengan para guardarlas, o como nosotros que era un apartamento y teníamos que dejarlo a las 12 de la mañana, descubrimos una consigna en la estación central de Berlín.
CONSIGNA
Estación de Hauptbahnhof, parte superior, hay un banco de cambio de monedas que se llama ReiseBank, justo al lado hay como un pasillo, entras y al final verás las consignas. Además si te fijas en los carteles te lo indican las señales de la estación. Para una maleta (consigna pequeña 4 euros todo el día) para dos maletas y alguna cosa que llevéis más (consigna grande 6 euros todo el día).

Por consiguiente y con las manos liberadas nos fuimos a la puerta de Brandenburgo donde parten todas las excursiones destino… POSTDAM.

POSTDAM

Ciudad increíblemente preciosa, rodeada de hectáreas y hectáreas de bosque y parques. La primera parada es el puente de los espías, y a partir de aquí la visita en la Alemania occidental gobernada por los prusianos te dejará impactado.

 

 

 

Te dejarán una media hora o cuarenta minutos para comer, por lo que o comes alguna cosa rápida de los puestos que hay por la calle principal de la ciudad o te llevas un bocadillo sustancioso para comer tranquilamente al sol y sin tener que estar buscando. Yo te recomiendo que te lleves algo de comida, así descansas y luego te da tiempo a tomar un café. A nosotros se nos fue un rato hasta que nos decidimos que comer, y la opción más rápida fue unas salchichas alemanas y un kebap.
Después de la parada de la comida, emprendes la segunda parte de la actividad, y es el paseo desde la puerta de Brandenburgo de Postdam hasta el palacio de Sansoucci. Una virguería de sitio en el que según entras ya te quedas asombrado. Sin duda no os perdáis esta excursión porque merece mucho la pena el contraste de haber visitado la ciudad de Berlín y después el cambio absoluto al arte rococó.

Transporte público

Podéis usar el bus, el tranvía, el metro o el cercanías, para ello deberéis comprar el billete en las estaciones.
Pasa cualquier medio de transporte con poco tiempo de espera.
El precio de los billetes sencillos son:
Zona A-B 2.7 euros
Zona A-B-C 3.3 euros

El precio de los billetes para todo el día, hasta las 3.00 am son:
Zona A-B 6.9 euros
Zona A-B-C 7.2 euros

Si vais un grupo menor de 5 personas comprar un bono especial para grupos que vale unos 16 euros y os ahorrareis dinero. Tranquilos que las máquinas tienen lenguaje en español.

¡OJO!
En el mapa de metro, aparecen las líneas del cercanías. Para que las distingáis el cercanías son las líneas circulares marrones. Ellos diferencian así:
S Bahn (es el tren)
U Bahn (es el metro)
Tener cuidado donde os montáis y preguntar bien si para en el destino al que queréis ir, porque normalmente suelen anunciar solo las paradas importantes. Al hacer transbordo muchas veces de metro a cercanías tenéis que salir a la calle.

Os dejo el link para que os descarguéis el plano:

http://es.berlinmap360.com/mapa-metro-berlin#.Vh-a-mbovIU

Salir de copas

Salir por Berlín es una parada obligatoria en el viaje. Así que cuenta un día con ello. Suele a ver garitos por todo el centro donde te dan happy hour de 3 pm a 5 am (osea, todo el día de happy hour) Es algo increíble y ponen unos cocteles increíbles hechos a mano, por ejemplo el garito que os había comentado el segundo día de tour.
También hay zonas de ambiente por el Berlín alternativo, está justo en la parada en la que te bajas a ver el muro con las pintadas.
Y si os apetece mucha marcha hay un tour en New Berlín Tours, que se hace mucho en todas las ciudades europeas. Se trata de una gran quedada en la que te llevarán a cenar y a tomar unas cañitas al principio y concluirás en una de las discotecas más famosas de la ciudad. Sueles conocer mucha gente y lo pasas realmente bien. Yo en Berlín no tuve tiempo y lo lamenté muchísimo, pero unos amigos lo hicieron en otras ciudades y merece francamente la pena.

Lugares turísticos

Quizás si decidas hacer los tours por la ciudad te irás topando con toda la información necesaria para visitar todos lo lugares por dentro y recorrerás toda la historia de una manera particular. Pero os dejo algo más de información de algunos sitios en los que no visitas y son francamente espectaculares.

El parlamento alemán

Si queréis visitar el parlamento tenéis que hacer una reserva de las entradas previamente porque no te dejarán pasar. A las afueras del parlamento hay una caseta blanca prefabricada que hacen reservas de las horas que han quedado libre, pero es muy complicado esperar a ultima hora. Os voy a dejar el link, os mandarán un mail para confirmar datos y tenéis que introducirlos.
Lo más bonito es subir a la cúpula y divisar todo Berlín. En el link te vienen los horarios de la visita.

(imagen sacada de google)

Torre de la televisión

La torre de la televisión se construyó después de la Segunda Guerra Mundial por los soviéticos. La primera planta es panorámica para poder ver la ciudad desde lo más alto.

Si queréis subir merece la pena que no os quedéis sin entradas y reservéis online. Tanto como para la visita como para el restaurante en el segundo nivel. Os dejo el link para que veáis los horarios y los precios: http://www.tv-turm.de/es/index.php?font=inc

Museos

Para poder ver los mejores museos de la ciudad, tenéis que ir a la isla de los museos.

Sino contáis con mucho tiempo al menos visitar el Pérgamo. El horario es de 10-18 y los jueves 10-20. La entrada general son 12 euros y la reducida 6 euros (estudiantes), libre para los niños.

Salir de compras

Encontraréis muchos centros comerciales para pasar la tarde de compras. Si queréis comprar souvenirs, en la plaza de Alexander Platz encontraréis algunas tiendas algo más económicas que las más céntricas a los principales puntos de interés. Además ahi se encuentran dos centros comerciales inmensos con muchas tiendas y cadenas conocidas, bares, restaurantes…
O también podéis visitar el Mall of Berlín. Que es el centro comercial más grande de la ciudad y allí encontraréis cualquier cosa que necesitéis. Recordar que los comercios cierran los domingos.

http://www.mallofberlin.de/

¡Consejos!

Yo os aconsejaría que al ser una ciudad demasiado grande lo llevéis algo preparado para no perder mucho tiempo. Preguntar allá donde vayáis para no perderos y sobre todo no os indignéis, ya que los alemanes van mucho a su rollo y no son nada simpáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *