Europa

Cascáis

Una de las ciudades más interesantes a las afueras de Lisboa. Visita este precioso pueblo de pescadores portugueses. 

Me encantó este pueblo. Creo que Sintra me enamoró pero este pueblo me fascinó. Obviamente son dos ciudades absolutamente diferentes pero asombrosas.
Cascáis se puso de moda a partir del siglo XVIII por la clase social alta portuguesa, ya que la familia real decidió escogerla como lugar de veraneo. 

Lo primero que podemos hacer es hacer un par de visitas por los alrededores para visitar los faros y la boca del infierno.

La boca del infierno o boca do inferno.

Un lugar para recordar, esta formación rocosa erosionada por el mar durante muchos años se ha convertido en un centro turístico muy atractivo para los visitantes de Cascáis. Se encuentra justo a las afueras a escasos minutos del centro de la ciudad. 
Es un sitio de paz y muy relajarte si te dejas desconectar escuchando con rompe las olas del mar con las rocas.


Cabo da Roca
Es un asombroso acantilado a 14o metros sobre el océano Atlántico. Tiene un faro desde el que se aprecia unas vistas al mar de escándalo inaugurado en 1772. Supone otro centro turístico muy importante para los alrededores de Cascáis. Si os acercáis a ver semejante maravilla os recomiendo que os llevéis una chaqueta o corta vientos si vais en pleno verano, porque aun así hay muchos vientos y hace fresco. 

Faro de Santa Marta
Desde El Centro de la ciudad puedes ir andando, aunque está a las afueras, se puede ir dando un paseo. Es precioso, pero hay que tener cuidado para bajar por las rocas y hacerse una foto justo en el mirador, ya que hasta el faro no se puede acceder.

¿Qué ver en en El Centro de la ciudad?

Playa de los pescadores
Es la playa mas cercana al centro de la ciudad, sin necesidad de coger un coche. Es bastante pequeña y siempre está llena de gente. Bañarse en ella es cosa de valientes, porque el agua del Atlántico y por esta zona está congelada en pleno mes de Julio.

Puerto deportivo
Cuenta con un puerto deportivo bastante interesante para los aficionados a la navegación y que si paseamos por allí nos dan ganas de llevarnos uno a alta mar.

Paseo marítimo 
No es demasiado extenso si lo comparamos con paseos marítimos de otras ciudades por ejemplo Benidorm o Niza, que recorren hasta 5 km de extensión, pero por el podremos andar disfrutando de las vistas al mar y llegar hasta el faro de Santa Marta.

Playa de Guincho
Esta playa es muy famosa, se encuentra a las afueras y es más extensa, de arena fina y apta para actividades acuáticas como surf, skysurf…

Centro de la ciudad
Pasear por El Centro de la ciudad, ir de tiendas, comerse un super helado y disfrutar de las tiendas de souvenirs portuguesas con sus telas maravillosas, toallas, paños… resulta muy satisfactorio. Sobre todo si puedes hacer fotos como estas:


¿Dónde comer?

Os voy a recomendar dos sitios; uno muy barato, de gente local, con comida super rica portuguesa y otro un poco mas elevado por si os apetece daros un homenaje a marisco.

Dom Pedro I, cierra La Cocina sobre las 13.30h. A pesar de elegir este sitio cerrando muy pronto me encanto su espectacular comida casera portuguesa. El menú era algo menos de 10 euros. Incluía primero, segundo, postre y bebida. Es un sitio pequeño pero muy concurrido por los locales. Merece mucho la pena, os lo recomiendo 100%.

Marisco na PraÇa, este día nos queríamos dar un homenaje y comer bien a buen precio. Salió por unos 35 euros por persona con botella de vino, postres, arroz con marisco, ración de mejillones, ración de gambas y ración de pulpo. Pero si pedís solo arroz con marisco eran unos 20 euros y hay ración mas que suficiente para tres personas.

Espero que os haya gustado este post. No olvidéis dejar algún comentario si os ha gustado.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *