Europa

POLONIA: Varsovia, Cracovia y Auschwitz

DESCUBRIENDO LA MARAVILLOSA POLONIA DEL ESTE DE EUROPA




Bienvenidos a mi blog, lo empezaremos con mi último viaje a Polonia. Lo organicé con mi hermana del 18 al 21 de septiembre de 2015. Fue genial, hacía mucho que no hacía un viaje en el que no me reía tanto y no me lo pasaba tan bien, bueno la verdad es difícil porque siempre me lo paso increíble. ¡Bueno al hecho! Es un país increíblemente maravilloso, la gente es agradable, todo precioso, muy cuidado y encima muy barato en comparación con hacienda.
Os voy a contar a continuación el viaje que hice y todos los pasos detallados sobre precios, tours, restaurantes…

¿Qué saber sobre Polonia?

Se trata de un país republicano al noreste de Europa. Limita al norte con el mar Báltico y al sur con los Cárpatos. Su capital es Varsovia y su moneda a pesar de estar en la Unión Europea es el zloti (ya que no tiene acuerdo con la Unión monetaria Europea). El reino de Polonia fue creado en 1025 y recobró su independencia tras la Segunda Guerra Mundial ya que fue ocupada por los alemanes y la Unión Soviética. Durante la guerra murieron mas de 6 millones de polacos y a pesar de la horrible tragedia que se cometió en este país consiguieron conservar su riqueza cultural.

Día 1

Viajamos con Ryanair al aeropuerto de Modlin (Varsovia), la verdad es que es el aeropuerto que está lejos a unos 40 km de la ciudad. De ahí por lo visto, solo opera esta aerolínea al resto de países europeos. Cuando salimos del mini aeropuerto nos dirigimos a buscar algo para poder llegar a la estación central de autobuses. Mirando en los blogs de viajes de la gente y en las páginas webs no pude encontrar una forma clara de poder moverme al centro de Varsovia. Preguntamos la forma barata: se trata de un autobús que une el aeropuerto con la estación de trenes de Modlin y de ahí un tren hasta la estación central de trenes de Varsovia. Tarda unos 40 minutos dependiendo del tráfico. La verdad es que entre pitos y flautas te cuesta como unos 5 euros al cambio pero gastas mucho tiempo entre que coges un medio y otro. Al final cogimos un autobús de estos privados que te sale un poco más caro unos 10 euros y te lleva directo al centro. Os dejo la página web, porque si lo contratas online te sale mucho más barato y así podéis mirar los horarios:

https://www.modlinbus.pl/en

A la llegada a la estación central, no tuvimos muchos problemas porque nos hospedábamos en el hotel Hampton by Hilton que estaba a dos calles paralelas (Fácil de encontrar).
Pero aquí os dejo un mapa de la ciudad para que os situéis y no perdáis mucho tiempo. La verdad es que sino lo llevas preparado no te enteras mucho porque el polaco es como el ruso y allí no son dados a traducir las cosas en inglés.

Al de noche cenamos en el hotel y nos quedamos a descansar para reponer fuerzas para el día siguiente.

Día 2

El primer día en Varsovia. Desayunamos en el hotel, porque estaba incluido, pero no tendréis problemas en encontrar cualquier sitio barato para desayunar por la calle.
Nos decidimos hacer un free tour. ¿Habéis oído hablar de los free tour? Son gente formada que realiza tours gratis por la ciudad, suelen ser naturales del lugar que hablan diferentes idiomas. Son geniales y luego al final de la excursión les pagas a la voluntad, según te haya gustado o se merezcan. (Pero el 99% de los tours que hacen se merecen muchísimo porque son muy majos y se lo curran). Tienen varios tours, os voy a dejar los de la capital y los de Cracovia, para que controléis los horarios.

 

Por la tarde hicimos el tour de los judíos. Te llevan por la zona judía y te enseñan mucha historia. Historia escondida hasta en escaleras pequeñas y rincones insospechados. Creo que sino hubiéramos realizado este tour no nos hubiéramos enterado realmente de todo lo que pudo pasar en esta preciosa ciudad, salvo lo que se sabe de forma general por los libros de historia mundial.
Desde mi punto de vista me parece un país sometido bajo las influencias de Alemania y Rusia, sin identidad propia hasta después de la Segunda Guerra Mundial y hoy día es un país rico por su cultura pero que aún siguen construyendo. Todos sus rincones guardan historias de amor, leyendas jamás contadas en los libros y sobre todo muchas agallas para conservar su identidad polaca.
Os dejo unas fotos de los lugares más importantes de nuestra visita de hoy:

Palacio de la cultura por la noche

Plaza Zamkowy

Antiguo palacio real

 

 Calles de Varsovia

 Plaza del mercado

 Casa de Marie Curie

 Iglesias en la nueva Varsovia

Monumento a los niños soldados

Free Tour. Bueno nos hemos hecho adictos al free tour, y nos encanta vivir la experiencia de hacer estas extraordinarias visitas por las ciudades y de forma gratuita (aunque finalmente les tienes que obsequiar con una propina).

Monumento a los caídos judíos

Bunquers por la ciudad

 Lo que queda del mudo en la capital

 Narodowe (monumento a los raptados para llevarlos al campo de exterminio de Auschwitz)

Paseos por los grandes jardines

Monumento al gran levantamiento del 1944

Día 3

El tercer día cogimos un tren dirección a Cracovia. Se cogen en la estación central y por internet, ya te los llevas sacados. Muy económicos. Dos personas, ida y vuelta me salieron por 50 euros. Puedes encontrar los billetes aquí:

https://booking.polrail.com/#

Son unos 290 km entre Varsovia y Cracovia, y tarda unas tres horas el tren. No fuimos en bus porque son 5 horas y se pierde mucho tiempo para poder visitar la ciudad.
Una vez allí la estación de trenes esta debajo de un gran centro comercial y también está la estación de autobuses para ir al campo de concentración. A la salida te diriges por debajo de un puente y a la salida ya estas casi en el centro. No os preocupéis porque debajo del puente (es como un pasadizo) hay una oficina de turismo, donde te documentarán.
Nos dimos una vuelta por el centro, parece bastante pequeño pero en realidad no te da tiempo a verlo todo. En la zona del castillo, es inmensa y si tenéis tiempo también hay un free tour, que valdría mucho la pena hacer porque sino vas… y simplemente te dedicas hacer fotos a los edificios sin saber realmente toda la información que nos transmiten. Precioso, un lugar encantador y acogedor con mucho que contar… sin duda una de las ciudades más bellas de Europa.

 

 

 

Teatro Real

Plaza

 

 

Castillo

 

 

 

 

Comimos en el McDonals de la estación y no os lo vais a creer… ¡QUE BARATO! el menú 3,5 con postre y todo, yo no daba crédito con los precios, cuando en España te clavan unos 10 euros por un menú y con postre. Y corriendo a la estación de autobuses a coger el bus a Auschwitz. Se trata de un mini bus, en el que no caben más de 20 personas. Puedes comprar los billetes en el mismo día, y tienen horarios cada media hora más o menos. Su duración es más o menos de 1 hora porque está a 70 km y es la mejor opción ya que te deja justo en frente del campo de concentración. Si os vais en tren, la estación de tren esta como a media hora andando del campo de concentración y allí os obligaría a coger otro autobús para evitar caminar. Los billetes de bus cuestan ida y vuelta 24 pln (zlotis), unos 5.75 por persona.
Una vez allí tenéis que tener en cuenta que las mochilas o bolsas más grandes de un folio no te las dejan pasar. Pero tenéis una consigna a la salida para guardar todo el equipaje voluminoso. En la entrada tenéis arcos de seguridad, y no os dejarán pasar bebidas ni comidas, sólo lo útil que se lleva en un bolso.
La entrada es gratuita a partir de las 16.30. Sí vais antes tenéis que pasar con una guía para ver el campo, no es entrada gratuita. Lo importante es ir y hacer un tour por dentro mientras te van contando realmente como fue. Es escalofriante, pero si entras sin guía realmente no te metes en la historia. También hay un free tour que organiza las excursiones, es barato y merece mucho la pena. Os dejo la info.

Después del campo cogimos el bus y después el tren y de vuelta a Varsovia. Realmente un día agotador pero muy aprovechado. Aunque me hubiera gustado mucho quedarme más tiempo en la ciudad.

¡CONSEJO!
Os voy a dar un consejo, si viajáis a Polonia hacer el tour a la inversa. Hospedaros en Cracovia e ir a pasar el día a Varsovia. Cracovia como ciudad tiene mucho más para ver y para disfrutar. Los tours por la ciudad se aprovechan mucho más, tienen más tiendas por la calle, más souvenirs y es digno de pasear. Además podéis ir al campo de concentración un día entero para verlo con la guía y sin prisas. En la capital, con que estés un día y te hagas el tour por la ciudad y el del barrio de los judíos es suficiente. Además Varsovia cuenta con una red muy rápida y cómoda de metro, con lo cual llegaréis a tiempo para coger el tren de vuelta.

Día 4

Nuestro último día en la Ciudad Varsoviana, lo utilizamos para ir de compras, y ver el barrio de Praga. Al parecer es el barrio de los varsovianos naturales de allí, ya que no se quieren mezclar con los europeos que viven en la ciudad. Digamos que son los polacos más conservadores y que no quieren que se mezclen sus raíces. Es un barrio muy bonito y tranquilo, donde podréis encontrar una gran biblioteca nacional, el zoo, y el estadio nacional que se hizo para la Eurocopa de 2012, aunque España nunca jugó en este estadio, ya que le tocó jugar al sur del país.
A la vuelta al aeropuerto cogimos el mismo autobús en el que vinimos y muy bien. El aeropuerto es una miniatura, y tiene una tienda de souvenirs y un par de cafeterías, con lo cual olvidaros la idea de pasar la tarde entretenidos allí.

Para finalizar os voy a dejar algún tipo de información sobre la red de metro, los precios de billetes, y sobre todo la comida típica polaca.

METRO

El trasporte público es muy barato. El billete sencillo es un euro al cambio y dura unos 20 minutos por si lo quieres utilizar para más usos y unos 4 euros todo el día, puedes utilizarlo para cualquier transporte, no sólo la red de metro. Hay dos líneas principales que cortan en perpendicular y te dejan en toda la zona turística. Aquí os dejo el mapa:

COMIDA TRADICIONAL

La comida típica polaca es extraordinaria, rica y variada. Los restaurantes suelen ser económicos con respecto a España, y los platos oscilan los 5 euros. Son muy abundantes y llenan mucho, para dos personas es mejor uno a compartir y uno principal para cada uno. La cerveza es muy típica en Polonia y tienen una gran variedad (imposible recordar esos nombres tan raros).
Os dejo uno de los restaurantes más famosos allí, yo diría como aquí en España un Vips. Tienen una comida exquisita. Yo me pedí pieroggis. Son como unas empanadillas o bien cocidas o bien fritas y rellenas de miles de sabores. Yo probé unas de espinacas con queso y otras de carne con champiñones. ¡Exquisitas!

 

 

 

Otras comidas tradicionales:

Salchichas polacas

 Sopa de ajo

 

Zapikanka, es como un panini italiano.

En fin, este ha sido mi viaje, espero que os haya gustado y si tenéis alguna duda no dudéis en hacer un comentario. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *