Jordania

Wadi Rum

Descubrimos el desierto de Wadi Rum, uno de los más importantes y conocidos del planeta tierra y os damos todos los consejos para viajar con niños.

¡Por fin! y sin creérnoslo allí estábamos en pleno desierto y durmiendo en un campamento genial, los tres, gozando y disfrutando todos como niños.

Algo que veíamos como poco probable, se hizo realidad. Porque los sueños no hay que dejar que estén en nuestra mente alimentándoselo cada noche cuando cerramos los ojos. Los sueños están para perseguirlos y cumplirlo y eso fue exactamente lo que hicimos. ¡Pusimos rumbo a Jordania y nuestra primera parada fue el increíble desierto de Wadi Rum!.

Ponemos la mano en el fuego que lo habéis visito en alguna que otra película y no sabíais que esta este escenario (nos pasó, no vamos a engañaros) pero fue revivir la película de “Marte” y alucinamos en colores. ¡Si! tal cual aparece en la peli cuyo protagonista era Matt Damon, pero en este caso éramos nosotros. ¡Nos convertimos en los protagonistas de nuestro propio sueño hecho realidad!.

A este desierto también le llaman El Valle de la Luna, porque los beduinos lo cruzaban por la noche siguiendo el trazo de la luna. Suena místico ¿eh? Pero si, por la noche es asombroso, allí en mitad de la nada, solo el ruido de algún bichito y todo iluminado por un manto de estrellas. Parece de cine, pero real.

No solo lo conoceréis por todo esto, sino que es viral por el famosísimo escritor inglés Lawrence de Arabia. Aparte de escritor, era arqueólogo y durante la Primera Guerra Mundial, que fue allí por trabajo, quedó eclipsado y enamorado de Wadi Rum. Tanto fue esta pasión que se construyó su casa y se quedó allí. Actualmente tenemos que chafaros que solo quedan unas inscripciones que hizo en una fachada, pero no existe la casa.

En pleno desierto hay beduinos que viven allí, no obstante muchos de los campamentos se encuentran muy alejados de la zona del pueblo o del centro de visitantes (algo que desaconsejamos, porque uno. no sabe si puede tener una extrema urgencia y tener que ir al medico o salir del desierto. Además no hay cobertura si te adentras. No es que sea importantísimo pero si necesitamos una urgencia si).

El pueblo más cercano y en el que viven la mayor parte de los dueños de los campamentos se llama Disah. Se encuentra a unos 7km del centro de visitantes y tienen una gasolinera y una tienda pequeñita por si necesitáis comprar algo (aunque os aconsejamos que ya lo llevéis comprado, como agua y algo de picoteo entre horas).

ACCESO

Tu visita a Wadi Rum empieza en el centro de visitantes. Deberás comprar tu entrada sino tienes Jordan Pass o validar tu Jordan (aunque a nosotros nos lo tramitó nuestro dueño del campamento). La entrada libre cuesta 5 JOD y los más pequeños entran gratis.

CAMPAMENTO ¿Dónde alojarse?

Esto era una gran preocupación para nosotros, porque al llevar una niña de dos años estábamos más atados que si vamos solos en plan mochileros, así que teníamos una serie de exigencias como baño privado dentro de la tienda y que no estuviera muy lejos del centro de visitantes.

Después de leer muchas reviews por los buscadores de hoteles, encontramos este que era la caña. Tenía muy buenas críticas y además por si no fuera poco tenía baño privado. ¡Y hay que añadirle! que el precio de las actividades eran muy económicas y competitivas. ¡Una pasada!. Bien es cierto que nos habían recomendado otro campamento, pero era más caro y no pudimos localizar al dueño. (Cosa que nos alegramos porque hemos quedado encantados de habernos hospedado allí).

Una vez que llegas al centro de visitantes, Mohammed te estará esperando (previamente le habéis dicho la hora de recogida) y el validará tus entradas. El campamento esta a menos de 10 minutos y cerca del pueblo. Esta en una zona bastante cómoda para salir a andar y dar un paseo. Nosotros llegamos a primera hora, sobre las once de la mañana, estuvimos dando una vuelta, haciendo unas fotos, viendo a los camellos de un beduino qué había cerca y después comimos tranquilamente en la tienda unos bocadillos que traíamos. A las 3 nos recogió Mohammed para hacer nuestra excursión en 4×4. ¡Qué pasada! Una maravilla y absolutamente recomendable que hagáis la excursión a esta hora para poder pillar el maravilloso atardecer en el desierto. ¡Eso si que te deja sin palabras!

No os queremos destripar nada más de nuestra aventura, pero Mohammed se portó como un buen anfitrión. Nos lo pasamos en grande y cuidó mucho su conducción ya que teníamos a la niña.

Después de nuestro gran paseo, volvimos a la tienda. Cuando cae la noche, parece que el cielo cobra vida. Estar allí, es estar dentro del mismo firmamento. Nunca habíamos visto una cosa tan bonita y tan real. ¡Claro! que los madrileños no tenemos cielo, esta nube de contaminación nos va a acabar matando a todos y no sabemos lo que es ver un cielo tan estrellado.

Sobre las seis y algo llamaron a nuestra puerta. ¡La cena estaba lista! ¿A las seis? ¡Sí como lo lees! menos mal que teníamos hambre porque habíamos comido poco y esta la hora de merendar (jajaja). No podíamos decir que no a semejante cena. ¡Qué rica por dios! Ese arroz con pollo estilo beduino, con un toque de almendras y sabor a leña… y un Buffet variado de ensaladas y verduras aliñadas típicas de la tierra…. ¡Mira se nos hace la boca agua con tan solo recordarlo!. La cena fueron tan solo 15 JOD cada uno pero merece muchísimo la pena. Las bebidas son aparte. Pero por 1 JOD tienes refrescos y agua.

Por cierto tema excursiones y precios, no os lo hemos mencionado porque tienen diferentes itinerarios, diferentes tiempos y precios. Nosotros quisimos una de 2h y media. No más para que no fuera pesado ir por el desierto con Sia, y nos costó 45 JOD los tres. Así que no esta nada mal…

ACTIVIDADES ¿Qué ver?

A parte de pasear con el desierto con camellos (cosa que no hicimos porque no nos gusta), en las rutas con el 4×4 tenéis para ver:

  • Los 7 pilares de la sabiduría.
  • Little Bridge (pero muy difícil subir hasta arriba).
  • Las dunas y el atardecer.
  • El champiñón y algunas formas en las rocas.
  • Inscripciones de Lawrence de Arabia.
  • Orange Canyon.

CONSEJOS

  • Las temperaturas: Tener cuidado porque suele hacer una temperatura de calor, o media dependiendo de la época en la que vayas, pero por la noche refresca y caen en picado. Nosotros nos llevamos una camiseta térmica por si las moscas. Pero no la necesitamos, porque había una estufa de gas, que utilizamos para calentar la tienda antes de dormir. Y después las mantas que tienen son más calentitas que nuestros nórdicos. ¡No tendréis problemas!
  • Para ir en el 4×4 llevaros crema solar, gafas de sol y algún pañuelo para el pelo. Si vais a ver el Sunset, os aconsejamos un abrigo o chaqueta porque refresca. Nosotros en febrero teníamos frío y a la vuelta tuvimos que ir dentro del coche.
  • Ropa cómoda: No se os olvide que estamos en el desierto, así que todo lo que os pongáis quedará impregnado de polvo y arenilla roja.

No te pierdas todos nuestros post sobre nuestro road trip por Jordania…

Un Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *