España,  Lanzarote

Lanzarote

Ven y descubre la maravillosa y extraordinaria isla de Lanzarote. Una mini guía para abrir boca

By @Lanzarote.fun

Visitar Lanzarote, la hermosa isla volcánica, es una experiencia siempre inolvidable y para que podáis sacarle el máximo partido posible a vuestra estancia o mostramos alguno de sus imprescindibles. 

Lanzarote es uno de los lugares más turísticos de las Islas Canarias cuyo increíble paisaje nació del fuego y la lava. Este paisaje tan peculiar es el resultado de una multitud de erupciones continuadas de sus volcanes durante el siglo XVIII y que esta patente en la autenticidad de sus paisajes.

No te pierdas los tesoros que esconde la isla de Lanzarote, una isla que enamora a todo el que la visita. 

El parque Nacional del Timanfaya

Comenzamos con el imprescindible sin comparación, El Parque Nacional de Timanfaya. Es el lugar más conocido de la isla y el único parque nacional de la Red Española de Parques Nacionales totalmente geológico. Sorprende por su paisaje volcánico que es el resultado de las numerosas erupciones volcánicas ocurridas entre 1730 y 1736, y también en 1824.

 Estas erupciones volcánicas crearon numerosas estructuras geomorfológicas que logran que ese lugar sea único en el mundo. Te sorprenderá la variedad de colores presentes en el paisaje como el rojo, el negro, el naranja e incluso los bellos tonos ocres. Un espacio natural impresionante en el que te sorprenderá la belleza de la silueta de sus volcanes y su costa abrupta.

 

Los Jameos del agua 

Los Jameos del Agua es una de las múltiples obras de César Manrique repartidas por toda la isla y otra de las visitas que no te puedes olvidar hacer en Lanzarote. En ella se fusiona la naturaleza con la mano del hombre.

Cesar Manrique supo transformar el desplome del techo de un tubo volcánico por él que paso la lava del volcán de La Corona, convirtiéndolo en un espacio único en el mundo.
Esta formación geológica  incluye en su interior un  precioso lago, formado en su totalidad gracias a las filtraciones marinas, además de un auditorio, único en el mundo por su excelente acústica y características geológicas. 

 

La cueva de los Verdes

 La Cueva de los Verdes se formó también por la actividad eruptiva del Volcán de la Corona.  Esta cueva fue utilizada como escondite de la población frente a los ataques e invasiones de los piratas procedentes del norte de África durante los siglos XVI y XVII. Situada practicamente al lado de los Jameos del Agua.

En los años 60 del siglo pasado, el Cabildo de Lanzarote contactó con el artista Jesús Soto, para la adecuación de este santuario natural de origen volcánico.

Utilizó las luces y las sombras de la cueva para realzar las formas caprichosas que había creado la lava y logró crear una atmósfera increíble.

El mirador Del Río

A tan solo unos 15 minutos de esta maravilla, encontramos el Mirador del Rio.

 Situado a 400 metros de altitud, en el Risco de Famara, el Mirador es otra creación arquitectónica de Cesar Manrique.

 En ella integra detalles artísticos y arquitectónicos con la naturaleza. Desde lo alto de la atalaya, se puede contemplar la isla de La Graciosa.  

La isla de La Graciosa está situada en el noroeste de Lanzarote y es la menos poblada de las ocho habitadas en las Islas Canarias. La Graciosa forma parte del Archipiélago Chinijo y está integrada en el municipio de Teguise. 

Una de sus características princípiales, y que más llama la atención a sus visitantes es que sus carreteras no están asfaltadas. Tiene 27 km cuadrados y la mayoría de sus 700 habitantes viven en la Caleta de Sebo.

La manera de llegar a la isla es en barco desde el puerto de Órzola y el trayecto solo dura unos 20-25 minutos. El trayecto tiene unas vistas maravillosas y una de las excursiones con mas encanto.

 

Playa Blanca

 Para terminar queremos hablar del sur de la isla, en especial de Playa Blanca, una localidad que pertenece al municipio de Yaiza, con más de 11.000 habitantes.  

La localización de Playa Blanca es excelente porque se encuentra situada frente a un brazo de mar que separa la isla de Lanzarote de Fuerteventura, permitiendo que puedas ver la isla claramente en días despejados y con una sensación de cercanía que impresiona. 

Lo que se esconde bajo las sosegadas aguas de Playa Blanca es verdadero arte. Aquí es donde está localizado el Museo Atlántico, ​el primer museo submarino de toda Europa, ​inaugurado en el año 2016.

 Lo que puedes ver, si te animas a darte un chapuzón y probar una experiencia nueva, es una exposición de esculturas variadas, asentadas en la profundidad del agua. Todas procedentes del artista Jason de Caires Taylor, famoso precisamente, por hacer este tipo de arte tan innovador. La obra está compuesta por seis grupos de esculturas.

Esperemos que esta pequeña guía de imprescindibles que os hemos mostrado os haya hecho viajar desde casa. Y que os anime a descubrir en profundidad Lanzarote, la isla de los volcanes.

Si queréis descubrir más rincones sobre esta preciosa isla, no dudéis en seguirnos en @Lanzarote.fun

Un Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *