San Sebastián

San Sebastián

Una de las ciudades más bonitas del País Vasco: ¿Qué ver y qué hacer en 48 h?

San Sebastián o también conocida como Donostia (Donosti) es una de las ciudades más bonitas del País Vasco. Es cierto que compite con Bilbao por su atractivo turístico pero Donosti tiene algo que la hace especial. Presume de una bahía circula y aguas cristalinas. Además de un mirador que quita el hipo y unos edificios de la Belle Epoque que te enamorarán con solo bajar del coche.

Os hemos querido hacer una mini guía para visitar la ciudad en 48 horas. Es perfecta para dos días, no especialmente grande y se aprovecha muy bien. ¿Te lo apuntas?

¿Dónde dormir?

Sin duda es una de las ciudades más caras de España y en los alojamientos ya lo comprobarás. Pero os traigo uno bueno, bonito y no especialmente caro. Esta cercano al centro (unos 15 min andando), aunque hay buses para bajar al casco viejo. También queda cerca de la estación de Renfe, por si venís en tren.

Se trata del Silken Amara Plaza. Cuando viajo en tren (trabajando) y la gente me pregunta por un alojamiento de estas condiciones les derribo a booking a comprobar si el hotel está bien de precio en comparación con otros. La última vez venía un matrimonio argentino y subían un par de días por la ciudad. No tenían hotel y me dijeron que solo encontraban hoteles por 500 euros la noche. Buscamos este y la verdad es que le salía por menos de 200€.

Es grande, espacioso y muy cómodo. Es de la cadena Silken así que no puede estar mal. La decoración es muy moderna y se descansa muy bien. Si te dan habitación con vistas a la ría ¡Te encantará! Porque según te levantas abrir la ventana y escuchar los pajaritos y el río es un amanecer perfecto.

¿Qué ver?

Sin duda tienes mucho que hacer, pero es más una ciudad para pasear, descansar y disfrutar, así que te vamos a enumerar todos los planes que puedes hacer en dos días:

  • Andar por las dos playas (la Concha y la de Ondarreta). Es una caminata que por la mañana está genial. Llegarás hasta el Peine de los vientos, unas esculturas muy famosas y donde no puedes perderte ni el momento en el que el mar Cantábrico rompe su oleaje ni la típica foto con el peine de los vientos.

  • Al pasar de una playa a otra hay un túnel que quisieron hacer simulando el fondo marino. Se llama el tunel de Loretopea y es una autentica pasada ese color azul intenso con diferentes texturas. No es muy largo pero es divino. ¡A nosotros nos encantó y nos llamó la atención! Se parece mucho al de Laredo en Cantabria.
  • Sin irte de la zona coge el funicular y sube al Monte Igueldo. Ida y vuelta son 4€ y subirás a una de las zonas más bonitas de la ciudad. Tiene un mirador que quita el sentido (spoiler se ve toda la bahía y es una autentica pasada) y ya si subes con peques puedes montarte en alguna de las atracciones que tiene el Monte Igueldo. Tiene un mini parque de atracciones (la verdad es que un poco viejo) pero a los más peques les encantará montarse en las barquitas que van por el agua y que ves en primera fila la gran postal que te deja o incluso en el tío Vivo.

  • A la que bajas puedes visitar el Palacio de Miramar. Construido en 1893 y de estilo inglés. Se encuentra en El Barrio del Antiguo según haces el mismo recorrido de vuelta. Y fue residencia de verano y colegio de Juan Carlos de Borbón. La entrada son unos 3€ aunque pasear por los jardines es gratis.
  • Centro de la Ciudad. Me encanta y durante el día tiene muchísimo vaivén. Está lleno de tiendas y también te encontrarás con la catedral Del Buen Pastor y en la otra punta la basílica de Nuestra Señora del Coro.
  • Pasea puente de María Cristina y te llevará al barrio de Gros. Un barrio más joven y surfero además ideal con sitios de tapeo y restaurantes más actuales y modernistas. Tiene mucha vidilla y es una gran opción para comer o cenar por aquí también.

 

¿Dónde comer?

Disfruta también del tapeo por las míticas calles del Casco Viejo. Cualquier bar estará lleno pero hay que hacerse con su hueco para pedir. No es una zona especialmente barata (ya os hemos contado antes) así que os tomaréis los pinchos más caretes del país (aproximadamente 5€ bebida y pincho). ¡Eso sí! Están muy ricos y elaborados.

Os recomendamos que vayáis a La Mejillonera. Se pone hasta los topes pero tiene mucha fama y si te gustan los mejillones ¡Este es tu lugar! No es caro, nosotros cenamos por 25€ (dos adultos y una niña) cogimos 4 raciones de mejillones y una de calamares con pimientos del padrón, más 4 bebidas. Bastante bien y rico. Os recomendamos ir super pronto porque no hay mesas, te lo comes de pie en el sitio que pilles.

Otro sitio bastante famoso y que está bien de precio (alejándonos un poco del precio de las tapitas) es Juantxo Taberna y tiene unos bocatas muy ricos y caseros a precios más económicos. ¡Tienen también para llevar! son bastante famosos en la ciudad y el de tortilla de patatas dejarme deciros que se deshace.

Si quieres algún sitio más top Botanika (a orillas Del Río Urumea) tiene un jardín precioso y el restaurante Cortazar también es deli (pero más caros de lo normal).

Y para desayunar o merendar si estáis finalmente en este hotel que os recomendamos os dejamos esta recomendación:

  • Donostea and coffee. Un sitio pequeño pero muy acogedor, con bollería artesana y café muy rico. El personal además es super amable. A mi me encanta parar por esta cafetería. Tiene terraza para los días soleados y su interior es tranquilo y vintage.

Y como cierre de esta visita os recomendamos 100% dos actividades para hacer:

¡No te lo pierdas! Te dejamos todos los datos en el blog.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.