Budapest

¿Dónde dormir?

Budapest una ciudad de cuento para dormir de película.

Este verano hemos querido pasar unos días en la ciudad europea de Budapest. Si muchos la conocéis sabréis que no deja indiferente y es la típica ciudad que si vas te enamora tanto que te deja con ganas de volver.

Yo fui con una amiga hace aproximadamente 8 años, un mes de febrero, cuando allí hace un frío escandaloso y a las cuatro de la tarde mas o menos ya se hace de noche. Disfrutar así de las ciudades tiene su aquel, porque te tomas bebidas calientes para resguardarte del frío del este o te metes con mucho gusto en los balnearios famosos de la ciudad con ese agua tan calentita que hasta reconforta. 

Pero… esta vez quería disfrutar de la ciudad de otra manera. Saborear los paseos por el Danubio sin frío, comer helados, acortarnos tarde por disfrutar del ocio y de sus restaurantes con las terrazas más top… ¡Sin duda alguna os lo recomendamos en esta época!

Además tuvimos la gran suerte de hospedarnos en Up hotel Budapest y ¡Fue todo un acierto! Nos encantó. Es el típico hotel moderno, con todo lujo de detalles, buffet desayuno para chuparse los dedos y habitaciones super cómodas para dormir de película.

Esta ciudad se merece que todo sea de cuento y hospedarse en este hotel lo complementa muy bien. La habitación familiar era muy amplia, con una cama supletoria y una cuna para la más peque. En la habitación había una nespresso para hacerte el café mañanero o el de después de la siesta, neverita y todo lujo de misceláneos como acondicionador de pelo (muy importante y es algo que valoramos mucho, aunque parezca una tontería).

El personal es super amable y atento. Tenéis una zona de sauna y solarium para los que les guste tomar el sol y disfrutar de los calurosos días de verano por la ciudad pero lo que realmente queremos matizar es el desayuno. ¿Alguien en sala que solo coja alojamiento sin desayuno? Nosotros a no ser que sea un apartamento siempre intentamos que este incluido.

Es más cómodo y nos parece ideal tener esta comida. Sales sin prisas, desayunando lo que más te guste y ya ves la mañana de otro color. Además para los que se levantan con cara agría como yo, por no haber desayunado… ¡Nos va bien! Jejeje que yo me conozco a Alber, se levanta y me deja sin tomar un triste café hasta la hora de la comida. ¡Algo que no soporto!

El restaurante en sí es perfecto, con comida de primera, recetas elaboradas. El desayuno es buffet como ya os he comentado, y tienen una gran variedad de platos tanto dulces como salados. No podríamos deciros que falta porque realmente es que si te apetece algo que no esté, ellos tratan de hacértelo si se puede. ¡Algo muy positivo!

También tienen un menú diario por si quieres regresar al hotel a comer. Con dos platos o tres. Las cantidades están muy bien y os prometemos que la comida es local y muy rica. Además el menú más caro no eran más de 10€.

Si os ha gustado tenéis que echarle un ojo porque es una opción segura y acertada. Además está muy próximo del centro. A 2 minutos andando del metro y 10 min andando de las calles de restaurantes y ocio como los Ruin Bars.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.