San Sebastián

Excursión a Fuenterrabia

Fuenterrabia u Hondarribia (en Euskera), una ciudad imperdible y muy cercana si visitas San Sebastián.

Sin lugar a dudas si visitas San Sebastián tienes que tomarte medio día para ir a Fuenterrabia. Cuando vayas, es de esas ciudades que se te queda grabadas en la retina. Preciosa, encantadora y acogedora. ¿La conoces?

Si vas en coche la verdad es que no tiene pérdida, saliendo de Donostia en dirección Irún o el aeropuerto, llegarás muy bien. Se tarda por carretera unos 20 minutos. ¡Eso sí! aparca en las afueras para no meter el coche por le casco viejo, que es algo imposible. Si has ido a Donosti en tren lo mejor es que vayas en bus. Es la opción más barata (2,5€) la ida. También se tardan unos 20 minutos, y según pases la parada del aeropuerto es la siguiente. Te dejará a la entrada y en la parte baja de la ciudad.

Subir al casco viejo es cosa de poco, en un par de minutos estás arriba y te guiará la catedral que está junto al parador. Ahí tendrás una de las placitas más bonitas, llena de balcones con macetas floreadas y de diversos colores. Es una monería. Nosotros llegamos bien pronto y nos paramos justo ahí para tomar algo de desayuno justo en la cafetería de al plaza. ¡Unas vistas inmejorables! A la catedral, al parador, a las casitas de colores y al mar por el otro lado.

Después de un delicioso café y un sandwich calentito de jamón y queso (¡que era super grande!) nos pusimos rumbo a visitar toda la zona.

Lo mejor de todo es perderse por las callecitas empedradas, dar un paseo, mirar las tiendas típicas y hacer alguna que otra parada para tomar algo. El casco viejo es bien pequeño pero divino de ver y de hacer fotitos.

Después vete andando a la zona del mar. La playa esta algo retirada andando pero a lo largo el paseo te encontrarás sitios pequeños con arena para poder quedarse. Nosotros no fuimos de playa, pero bajamos un rato para que las niñas jugaran con la arena. Había un montón de conchas, lapas y cangrejitos, así que si vas recuerda ser respetuos@ con el medio.

Lo cierto es que cogimos el bus a las 9 de la mañana y sobre y media estábamos por allí, así que no nos quedamos a comer (por lo que no os podemos recomendar ningún sitio estrella). La ciudad es ideal para una mañana y te encantará.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.