Hoteles

La Posada de Cercedilla

Descubrimos el Hotel Rural la Posada de Cercedilla, unos bungalows de madera en plena sierra de Madrid.

El pasado mes de Mayo hicimos otra mini escapada al hotel rural La posada de Cercedilla. Un maravilloso hotel rural de madera a las afueras de Madrid. Nuestro único fin es descubrir lugares increíbles y respirar aire fresco. Se encuentra ubicado a pocos metros del mismo pueblo de Cercedilla y cuenta con un entorno natural de envidiar.

Las cabañas

La zona es todo un lujazo, ya que todo lo que nos rodea es naturaleza pura. Levantarse con el sonido del riachuelo, los pájaros piar o el canto del gallo es un tesoro para los que vivimos en la capital. Estos bungalows de madera son casitas super pequeñitas, modo cabañas, las cuales ha construido minuciosamente Alberto, el dueño de la posada. Nos sorprendió gratamente cómo una sola persona puede llegar a construir tal maravilla.

En su interior cuentan con varias camitas y un baño limpio y perfectamente al detalle. Aunque sean pequeñas, son espaciosas y el encanto de ser de madera lo hacen aun mas especiales.

Lo que más nos gustó es que tiene muchas clases de animalitos, todos ellos viven en su libre albedrío por la finca (algo a valorar en los tiempos que corren). Su San Bernardo, llamado Pongo, es un perro gigante pero que con esa cara que te pone según te ve lo único que te transmite es “amor”.

Por allí pululan gatitos, gallinas, gallos… y es ideal para una escapada con niños, ya que podrán disfrutar de los animales sin necesidad de llevarlos al zoo, donde los tienen enclaustrados.

La finca es grandísima, se encuentra a las afueras del pueblo y desde ahí podréis hacer varias rutas de senderismo, como pasear por el riachuelo, ir a las piscinas naturales en verano o disfrutar de numerosas actividades con niños como montar en tirolina. ¡La zona es increíble!

La finca

¿Sabéis lo más guay? Tiene tres zonas de barbacoas que podréis usar sin problemas, con unos merenderos y alguna que otra zona de estar, rollo chile out. En verano tiene que ser increíble salir al rellano de la cabaña o estar en las zonas comunes con una “birra” viendo las estrellas (algo que en la ciudad no podemos hacer porque la nube negra que nos envuelve no se va ni aunque llueva 3 meses seguidos).

La posada no cuenta con servicio de cenas o desayunos, pero al lado hay un restaurante (que actualmente por motivos de covid, aun permanece cerrado). No obstante, no hay problema de hacerte una BBQ, como ya te hemos contado anteriormente, o llevarte cualquier cosa para comer en las zonas comunes o en el interior. Es algo que se agradece porque te da la libertad de hacer algo sin necesidad de esconderse porque no quieras usar este servicio de restauración.

Si a altas horas de la noche o en cualquier momento tienes sed o quieres picar algo, hay una mini caseta de madera en la entrada con unas maquinas de auto vending, donde podrás coger desde bebidas frías, calientes o algunas snacks.

Por cierto… ¿Sabíais que en época de buen tiempo tienen unas tiendas de campaña modo tipi donde os podréis alojar como si estuvierais acampando en plena montaña? Están muy equipadas y perfectamente decoradas. Además tienen una mini parcelita, con merendero y por la noche se iluminan con una guirnalda de luces. ¡Ideal! Para una noche de aventurer@s o romance.

Y bueno bajo nuestra experiencia… hasta India que tiene 6 meses alucinó con el lugar. Estaba super contenta de ver a los animales, respiramos todos aire puro y disfrutamos mucho una noche en el bosque. Para Sia, que tiene casi 4 años, fue toda una aventura. Se sentía como una exploradora y no quería volver. Además Alberto (el dueño), ha hecho una mini zona para los niños que tiene un tobogán. ¡Y todo de madera! ¡Qué gran artista!

Antes de irte no puedes dejar de pasar a su tienda de artesanías. Es increíble, ahí tiene su taller y además de elaborar cada detalle de su posada podrás ver todos los trabajos que hace para encargos de tiendas. ¿Te gustó algo? ¡Pues puedes comprárselo o encargarle algo sin problemas!

¿A qué después de leer este maravilloso artículo te entraron ganas de irte de aventura a la montaña?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *