Asturias

Gijón

Los 12 mejores planes para conocer la ciudad en 24h.

¿Vas a ir  por Asturias y no le vas a dedicar al menos 24h a la ciudad de Gijón? Es un fail si haces eso. Gijón es de esas ciudades que si la conoces te enamoras y después querrás vivir en ella. Preciosa, sencilla y con mucho ambiente. Así la definimos y así os contaremos los 12 mejores planes para conocer bien la ciudad en menos de 24h.

No es que sea nuestra tierra natal, ni nuestros ancestros eran asturianos, pero vamos mucho por la ciudad y cada día nos gusta más y más. Es perfecta y tiene de todo: mar y montaña ¿Qué más podemos pedir? Ideal para los cinco sentidos, sobre todo el gusto. ¿Te atreves a descubrirla con nosotros?

 

 

¡Aquí van esos planazos maravillosos!

1. Alojamientos. Sin duda no será por alojamientos para elegir. Es una ciudad que cuenta con muchos tipos de hospedajes para todos los gustos y bolsillos. Si nos dejáis que os recomendamos, nuestro favorito es el Silken Ciudad de Gijón. Está justo en frente de la estación de Renfe y a escasos km del centro de la ciudad. Además si vais en coche tiene un aparcamiento tanto a fuera en la calle como en el hotel. El hotel es enorme, espacioso y se duerme como en una cunita de bebé. Además alrededores se come y se cena de maravilla.

2. ¿Dónde comer? Bueno quizás sea el punto más importante y al que nosotros siempre le damos mucha información. Lo cierto es que en cualquier sitio de la ciudad degustaréis la mejor gastronomía local. Se come fenomenal y la ciudad no es muy cara. Aún así os vamos a dejar unos sitios muy recomendados. ¡Tomar nota!

  • Tierra Astur. Es un lugar en la playa de poniente de Gijón donde degustaréis parrilladas de carne o pescado de la zona increíbles a precios muy muy razonables. Este sitio nos encanta una barbaridad, además es precioso y muy reconocido por los locales.
  • Cafetería Ébano. Se encuentra justo al lado del hotel. Tiene menú del día pero las raciones son francamente gigantes y con una bebida ya comes o cenas sin problema. La comida es casera y típica local. ¡Eso sí! El cachopo está para chuparse los dedos.
  • Restaurante mirador de la playa. Un lugar local, pequeño pero con menú del día muy económico y con grandes cantidades de comida casera.
  • Sidrerías Mallu o el Otro Mallu. También hemos ido mucho por estos dos restaurantes, muy próximos al hotel donde os hemos mencionado previamente. Nos encanta cenar aquí unas sidriñas con unas tapitas que te ponen por el mostrador previamente y después tomar unas patatas al Cabrales con un cachopo para compartir. De precio está de lujo, por unos 15 euros por persona saldréis rodando. No os vengáis arriba con las raciones o platos porque son exagerados.
  • Alter Dulcia. Si sois golosos, no podéis dejar de ir a esta pequeña, bonita y clásica cafetería. Ideal para hacer una merienda y probar las cientos de tartas que tienen artesanales o dulces locales.

3. Visitar el monumento “Elogio del Horizonte” en el cerro de Santa Catalina. Es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Sin duda subir por las colinas del parquecito tiene su aquel, pero cuando llegas contemplarás las mejores vistas del a ciudad, de su acantilado y sobre todo escucharás el sonido del mar. Te recomiendo que te sientes y disfrutes aunque sea cinco minutos de este relajado paisaje. Entre el sonido de las gaviotas, el viento que siempre suele hacer y las olas rompiendo en el acantilado… lo hacen muy especial.

4. Si bajas del parque hacia la izquierda llegarás a la playa de San Lorenzo. Es maravilloso su paseo porque tiene unas vistas increíbles. A nosotros nos encanta cuando hace mal tiempo, esa niebla que azota la costa, con los edificios clásicos y vintage de la ciudad, hacen que haya una postal de infarto.

5. Iglesia De San Pedro. Justo en la esquina de la playa de San Lorenzo. Es pequeñita pero maravillosa.

6. Visitar y tomarte unas sidras por el colorido barrio de Cimadevilla. Uno de los barrios con más ambiente de la ciudad y junto al puerto marítimo. Los fines de semana tiene mucho ambiente. Sus casitas bajas de colores, sus banderines vintage por las calles y su empedrado, lo hacen un barrio muy bonito para fotografiar y tomar algo.

7. Un paseo por el puerto y una foto en el letrero rojo de Gijón. Sin duda no has ido a Gijón sino te has hecho la típica foto en el puerto con el letrero rojo. Es como parada obligatoria.

8. Mirador de la Providencia. Uno de los sitios más especiales, románticos y transitados si quieres ver atardecer. Se ve toda la ciudad y es precioso.

9. Dependiendo de la época en la que vayas, suele haber mercadillos medievales por el centro de la ciudad o en la plaza del ayuntamiento. No se te olvide comerte un rico bollo preñado típico asturiano. Recuerda que las fiestas locales se celebran a primeros de junio y las de San Mateo, para el 21 de septiembre. ¡Son la caña!

10. Visitar el Jardín Botánico Atlántico es una maravilla. Si quieres relajarte y respirar aire puro es un lugar ideal.

11. Relajarse en el Talasoponiente. Sin duda un planazo si vas con tiempo.  A mi me encanta sobre todo en invierno, porque podrás relajarte mientras a fuera hace mucho mucho frío. Además ofrece la posibilidad de contemplar atardeceres increíbles frente al mar Cantábrico.

12. Visita la Universidad. Se encuentra justo en la ciudad y es de obligada parada. Su plaza tiene las dimensiones de la plaza de San Marcos en Venecia. Es todo un símbolo para la ciudad y su interior te dejará anonadado.

No te pierdas ninguno de nuestros post relacionados con nuestro road trip por Asturias. Además ahora también puedes seguir nuestras aventuras en Youtube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *