Viajar con niños

La importancia de viajar con niños

EL POR QUÉ DE VIAJAR CON NIÑOS. NUESTRA VERDADERA HISTORIA.

Bueno nos alejamos de los post estándar sobre guías, consejos de viaje, restaurantes, actividades locales… para escribir el post mas sincero que hemos hecho hasta ahora. Se trata de la real importancia de viajar con niños y como influye eso en su educación.

En primer lugar queríamos hacer una breve introducción de como hemos llegado a este paso. Me encantaba viajar, conocer nuevos lugares, fotografiar todo y poder compartir las experiencias vividas en las redes para dar consejos; por lo que me abrí una cuenta de Instagram dedicada a los viajes: @elmundo.en.mispies durante este proceso de mi vida estaba conociendo a la persona, la cual sería la mas importante en mi vida, Alberto y la que hoy día es mi marido (¡o eso dicen los papeles!). El me acompaña en cada una de estas aventuras que preparo, es mi guía, mi inspiración y la razón por la cual queramos seguir cumpliendo sueños juntos: conquistar cada rincón del mundo juntos. Pero… alguien se cruzó en nuestro camino de manera sorprendente, esa es Sia, nuestra hija. Hoy día tiene 20 meses y junto a ella seguimos nuestro único plan. Está claro que cuando uno tiene un sueño lo quiere cumplir si o si de la manera que sea, pero no es consciente de que a medida que pasa el tiempo o a medida que avanzamos para cumplirlo puede haber adversidades en el camino. Esas adversidades solo pueden ser pequeños parones, positivos y anecdóticos los cuales nos tienen que hacer feliz y re fortalecernos para emprender nuestra verdadera misión.
¡Bien! como muchos sabéis el tener hijos supone un cambio drástico en tu vida, y más si salen con molestias en la tripa, gases, cólicos del lactante y para colmo reflujos. Son todo obstáculos para unos padres principiantes como nosotros pero no hay mejor forma que afrontar un obstáculo que ser fuertes y superarlos juntos. Nada de eso nos frenó, lo único que supuso es un parón en nuestro camino. En cuanto se puso buena, emprendimos nuestro viaje. El primero fue bajar a nuestra casa de Benidorm. No es que nos arriesgaremos mucho, pero para ser el primer viaje queríamos sentirnos reconfortados y sin salir de nuestro área de confort. Me acuerdo que llenamos el coche como si nos fuéramos a mudar de casa, como si en Benidorm no hubiera tiendas, farmacias, supermercados… ¡Dios que desastres! Y es que cuando se es padre El Niño no trae un manual de instrucciones bajo el brazo. Pero de lo que si estamos seguros es que con la práctica acabas aprendiendo y valorando.
Teníamos ese miedo, como todos tienen de… ¿se pondrá malita? ¿tendremos que ir al hospital? ¿Con tan solo mes y medio será bueno irnos de viaje? ¿podremos bajar a la playa y no le pasará nada? Bueno solo padres experimentados pueden reírse de estas cuestiones que nos invaden cuando somos primerizos y es que no solo se te ocurren esas preguntas sino que son miles… por eso hay que quitarse los miedos. ¡Primera instrucción para ser padres! ¡Fuera miedos! con el miedo no sales del sofá y creas un área de confort y relax en la que se vive cómodo pero que cuanto más tiempo pase mas te costará salir.
Segunda regla. Cuando salimos las primeras veces solemos ir cargados como mulas, sin pensar que en los destinos a los que vamos hay de todo y podremos comprarlo sin problemas si nos quedamos sin ello o se nos ha olvidado. Nosotros llevábamos absolutamente de todo, y cuando decimos de todo es que cogíamos hasta las varillas especiales para limpiar los biberones. Después de unos cuantos viajes nos dimos cuenta que no es necesario cargarse de todas las cosas y empezamos a llevar solo lo básico. Lo básico en ropa, pañales, toallitas y alimentación. Porque si algo se nos escapa, nos falta o lo necesitamos pues recurrimos a comprarlo por el lugar donde estemos. No pasa nada, no hay que tener miedo, en todos los países encontrarás un médico (si es eso lo que te preocupa, lo único es llevar un buen seguro de viaje) y dinero para comprar lo que te haga falta durante tu recorrido. Resulta muy fácil decirlo pero hasta que no te experimentas no sueles coger esa confianza para poder hacer esto. No os preocupéis porque no vais a ser peor padres o madres ¡Alejaos de esos cánones y del que dirán!

Y ahora ya llegamos al ¡kit! de la cuestión, “la importancia de viajar con niños“. Cuando hemos superado todas nuestras adversidades anteriores llegamos al punto de como influye el viajar en la educación de nuestros hijos. Para los que no nos conocéis en profundidad, yo, Natalia, soy diplomada en magisterio de educación primaria, y Alber es profesor de solfeo. Aunque evidentemente no ejerzamos de lo que hemos estudiado, porque somos tripulantes de cabina y viajamos sin bajarnos del tren por toda España. Los trabajos pueden llegar a ser un “impedimento en la vida cotidiana” para la educación de nuestros hijos, y es que el pasar mucho tiempo fuera de casa, llegar super cansados tras una larga jornada laboral o simplemente caer malos, suponen alejarnos de ellos un poco más. Hoy día no se les dedica el tiempo necesario para poder prestarles aunque sea una hora de atención al día; por lo que hemos dicho, llegamos cansados y no nos apetece más que sentarnos a descansar en el sofá, o tienen tareas difíciles y delegas en tu pareja el apoyo… ¡Padres, despertemos! Nadie dijo que ser padres fuera fácil, pero todos tenemos y podemos sacar una hora de nuestro preciado y bonito descanso cuando se esta en casa para jugar, escuchar lo que han hecho en el colegio, leer, o hacer los deberes. Es muy sencillo, solo hay que poner de nuestra parte. ¿Por qué hablamos de esto en este post sino está intrínsecamente relacionado con la importancia de viajar con niños? Bueno la verdad es que para nosotros si que nos parece que lo esté. Porque es una razón buenísima para pasar más tiempo con ellos, los días libres, fines de semana o vacaciones. Podemos aprovechar ese poco tiempo que les prestamos entre semana y darles el mejor fin de semana que hayan podido tener. También podemos sacar pequeños momentos día a día como dialogar con ellos mientras están en la ducha, cenando o incluso antes de acostarnos, este en particular nos encanta. Nos solemos acostar los tres muy pronto y poder tener un pequeño momento de ternura los tres antes de dormir. Sin ir más lejos otro de los momentos clave no solo para pasar tiempo con ellos sino para empezar a educarles en valores (un bien preciado que ya está bastante extinguido en los tiempo que corren) son las escapadas los fines de semana. Evidentemente no todos los fines de semana podemos, o libra Alberto, pero si que lo solemos hacer periódicamente una o dos veces al mes. No se trata de ir a gastar dinero, o de ir al sitio más mejor del mundo mundial. Se trata de un plan que nos apetezca a los adultos y que adaptemos a los niños.
¿Qué pasa si tienes un bebe de menos de 2 años? ¡Este es nuestro caso! No es que guarden en su retina hasta cuando sean mayores donde han estado, y tampoco pretendemos que aprendan como lo haría un niño o niña de 7. Se trata de ir enseñándole a lo que es viajar, lo que es apreciar cada rincón que vemos y fotografiamos, se trata de buscar la naturaleza, quererla, respetarla. Conocer nuevas culturas, religiones, saludar a la gente que nos encontramos y aprender a valorar todo en general: el esfuerzo que hacen tus padres por llevarte a sitios, el no ensuciar el medio ambiente, el respeto por los demás… Algo tan bonito e importante que se debe hacer desde que son sumamente pequeños.
¿Por qué desde pequeños? Porque si empezamos a construir este tipo de educación cuando ellos ya son algo más mayores, empezarán a decirte que es una caca, que se aburren, que no quieren ir, que prefieren llevarse la consola, y al final… acaban amargando te la salida y eso conllevará a que no queramos volver a organizar ninguna escapada a pasar el día o el fin de semana. ¡Será caótica y no querréis volver a repetirlo! Pero insistimos, la culpa no es de ellos, sino de nosotros. Hay que tener claro que queremos y como lo queremos hacer. Esto no significa que nosotros lo estemos haciendo bien o seamos los mejores padres del mundo. Se trata de poner empeño, pasar todo el tiempo del mundo con ellos y hacerles felices. Porque los niños desde muy pequeños no necesitan grandes cosas, con tan solo pasar un fantástico día con sus padres son los mas felices del mundo, creernos. Verles la cara de felicidad cuando volvemos a casa, o sentir que están reventados de cansancio porque se lo han pasado en grande… es una autentica satisfacción. El resultado será positivo si tu te implicas. ¡Ojo! nosotros estamos en continuo aprendizaje y cualquier consejo que nos deis será bienvenido.

Ahora vamos a resaltar unos puntos para ver como evolucionan los niños con cada uno de ellos y daremos algún consejo para llevarlo a cabo.

  • Queremos viajar por primera vez y no sabemos donde, nos da miedo la idea de salir de España con un bebe tan pequeño. No temáis porque eso nos ha pasado a todos. En vuestro primer viaje aconsejamos hacerlo por España. Si os sentir sumamente re fortalecidos y salir por Europa ¡Enhorabuena exploradores así se hace! Pero sino es el caso… algún destino cercano a tu comunidad autónoma o alguna playa cercana sería perfecto. A Sia le vino fenomenal la brisa del levante, yo creo que se le pasaron los cólicos en la playa. Le sentó fenomenal una semana bajo la sombrilla y escuchando las olas del mar ademas a vosotros os vendrá genial como padres para desestresaros. Como segunda opción os podéis ir a un resort. Ese fue nuestro segundo viaje con ella. Nos fuimos a Huelva a un todo incluido. Después de pasar todo el verano entre embarazada y recién parida… necesitaba mimarme un poco y tenerlo todo hecho. Sia ya tenia dos meses y se porto genial. En el coche desde Madrid son 5h pero si viajas por la noche irán durmiendo y medio problema resuelto.
  • ¿Qué pasa si mi bebe se pone malo en el extranjero? Bueno lo primero es que no debéis viajar sin un seguro médico. Ni de los niños ni vuestro ¡está claro! uno no sabe los contra horarios que pueden pasar durante nuestra escapada y siempre hay que salir cubierto en cuanto a la sanidad se refiere. Si quieres una consulta más completa no dudes en buscar nuestro apartado de “seguros de viaje” donde encontrarás toda la información sobre seguros de viaje en Europa e internacional. Sia se puso mala con 5 meses en Venecia, pero teníamos la tarjeta sanitaria europea y fenomenal. A las 3 de  la madrugada la primera noche nos tuvimos que salir pitando del apartamento e ir en busca de un hospital. La niña lloraba y lloraba y no sabíamos porque pero estaba ardiendo y algo no iba bien. Paramos a la policia que estaba por las calles y llamaron a una ambulancia que vino por los canales (parece de película americana) pero me llevaron al hospital donde fue atendida por los mejores profesionales que había en el momento. Me sentí segura en todo momento porque llevaba la tarjeta y sabia que no podían negarme ni asistencia sanitaria. Hospitalizaron a la niña porque tenia una infección muy grave de oriana. Querían dejarla más de 4 días allí pero teníamos el vuelo de vuelta y que empezar a trabajar, así que el médico que estaba pasando consulta ese día nos dio el alta con la clara promesa de ir al hospital de Madrid para que la siguieran atendiendo y que nos daban el alta porque había mejorado notablemente con el antibiótico. En todo momento estuvimos atendidas tanto ella como yo, porque solo dejaban estar a la madre o al padre pero no a ambos. Nos daban comida y bebida y fueron super amables. Siempre suelen ser mas amables y cariñosos con los viajeros porque saben que estás fuera de casa, que el idioma es un impedimento y que por sino fuera poco eres un padre o una madre fuera de tu país con una preocupación enorme porque tu hijo se ha puesto malo. Experiencias así tendréis alguna, pero no por eso debe echaros para atrás la idea de viajar. Evidentemente hay que ser consciente y no hay que irse por ejemplo a la China con niños sumamente pequeños porque allí en las grandes ciudades hay hospitales y medicinas pero si estáis en algún pueblo no creo que sea fácil encontrar asistencia sanitaria.
  • ¿Qué debemos llevar en la maleta? Bueno como hemos comentado anteriormente al principio llevaremos mil cosas en la maleta y fuera de ella. Pero poco a poco a medida que nos vamos sintiendo mas seguros dejaremos de llevar tantas cosas y cogeremos lo junto en ropa, comida y pañales. Después improvisaremos si nos falta algo o se nos acaba. En nuestro ultimo viaje por Europa, llevé solo dos potitos de España con el fin de cubrir los dos primeros días. Pero luego en los supermercados había comida para bebés que pudimos comprar y en los restaurantes comió también comida nuestra. Es verdad que al ser un poco más mayor y comer mas comida de adultos te da mas estabilidad.
  • ¿Qué beneficios tiene viajar con niños? Aunque no lo creamos aporta muchos valores, saber estar, comportarse, aprender cosas nuevas y sobre todo cultura. Porque se aprende mucho mas viajando que empollando libros. Además pasar todo el tiempo del mundo en familia es lo que mas les reconforta. Al fin y al cabo un niño se siente feliz cuando los padres le dan toda la atención posible y todo el cariño. Evidentemente esto se puede dar sin viajar, pero… se complementa muy bien con los otros valores. Se hacen mas como personas, aprenden a convivir en otras culturas y con personas de diferentes países, a valorar lo que tenemos y lo que más nos gusta de todo es que se hace a ti y el ritmo que marques tu, no al revés. Lo cierto es que si quieres emprender esta filosofía de vida tienes que hacerlo desde lo más pronto posible porque cuando son mas mayores ya no querrán salir de su área habitual de juegos, televisión y amigos. Su entorno les hace estables y dependiente de las redes, cuando les sacas hacer un plan en familia o un viaje se aburrirán y querrán volver lo antes posible. Es muy probable que te amarguen el viaje porque no tienen ningún tipo de interés. Ese interés debemos fomentarlo desde que nacen. Es precioso poder compartir con tus hijos el mismo deseo de conquistar el mundo, porque cuando sean mayores su único objetivo es recorrerse todos los sitios donde ya han estado para recordar lo felices que fueron durante su infancia y lo bonito que ha sido poder compartirlo con sus padres. Eso reconforta y entonces nos daremos cuenta de lo bien que lo hemos hecho. Ademas probablemente cuando hablen de la época romana en el colegio ellos ha tienen mas de medio temario aprendido porque han estado, han vivido en la época romana, han estado en el coliseo, han paseado por el circo romano y hemos podido contar numerosas aventuras de esa época. Atraer la atención de los niños es sumamente fácil. Solo tienes que tener interés, ser tu el profesor y crear una historia atractiva para que se asombren y alucinen con el tema. ¡Es muy sencillo! podremos atraer su atención preguntado… ¿Sabéis como los romanos pudieron construir este monumento sino tenían ni grúas, ni maquinas como las que hay hoy día? Para ellos que las personas del pasado no tengan maquinas ni tecnologías es todo un asombro y la capacidad o poder que tengas tu de retener su atención será esencial para que ellos aprovechen un viaje para aprender.
  • Consejos para viajar con niños. Bueno nuestra entrevista para rutas de escape resume muy bien los trucos y consejos para viajar con niños así que si aun no la habéis visto os dejamos el enlace:
Lo esencial es siempre viajar cuando el niño esté cansado porque así harán el viaje dormidos o al menos gran parte de él. Otro de los puntos a favor es llevar una mochila (si son mas pequeños) para poderlos llevar de una manera mas cómoda y sin necesidad de llevar una silla de paseo que incordia más. Y el mejor consejo del mundo es ir dotado de algún peluche o juguete favorito para los tiempos muertos o una tablet con dibujos. No somos partidarios de que jueguen con la tablet (si son mayores) porque al final solo querrán pasar el rato con ella, pero bueno en los ratos de ir en el coche o si estamos comiendo y ellos se aburren unos dibujos en inglés siempre llevamos para que se pueda entretener de una forma más didáctica.
 
Bueno esperamos que os haya gustado nuestro post y si tenéis alguna duda, pregunta, sugerencia o algo que aportar nos encantaría escucharos. No siempre se comparten las mismas opiniones y por supuesto siempre hay gente más experimentada que nosotros, la cual nos encantaría que nos mostraran su humilde opinión al respecto de viajar con niños. Entre todos crearemos “la verdadera importancia de viajar con niños”.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *