Islas Gili

10 cosas que hacer en las Islas Gili

¿Te atreves a explorar el paraíso? 
Una de las cosas que más me atraían del viaje era explorar las islas, ese paraíso perdido tan lejos e inalcanzable. Pero tres días no daban para mucho, así que os dejo una lista de las 10 cosas imprescindibles que hacer en las islas para poderlas gozar y venirte más enamorado si cabe.

1. Alquilar una bicicleta y pasear por las islas. La isla más grande es Trawangan, y aunque andando te recorres sus 5 km de longitud, con la bici pasarás un rato agradable.

2. Snorkel. Uno de los principales objetivos de las islas, ya que la bordean increíbles arrecieres, corales y sobre todo tortugas marinas. Por favor si las ves, no las toques ni rompas con su espacio vital, ya que tienen que vivir continuamente con el ruido de los barcos y los miles de turistas que se acercan a fondear para poder sacar una foto chula. Aunque ellas están acostumbradas les gusta la paz y la tranquilidad. 

3. Disfruta de sus magníficos atardeceres sobre los columpios más chulos de las islas.

4. Si quieres fiesta, la más divertida y con más vida nocturna es Trawangan. Está llena de garitos molones con música internacional.

5. Disfruta de la gastronomía local. Lo más común son los Street Food Markets, esos pequeños mercadillos locales que hacen comida en la calle. Normalmente brochetas o pescado muy rico y fresco, a precios increíbles.

6. Diviértete con una fantástica película sobre la arena. Hay muchos locales sobre todo en Trawangan y Air, que ofrecen en la playa una película mientras cenas o te tomas algo sobre sus relajantes hamacas. 

7. Otra de las actividades acuáticas más de moda en las islas es el Paddl Sur, y que sus calmadas aguas favorecen esta actividad.

8. Si lo tuyo es el buceo, ¡no te resistas! Al rededor de las playas os encontraréis muchos locales que realizan todo tipo de actividades acuáticas, incluso para principiantes.

9. Come pescado recién sacado del mar en cualquier restaurante en primera línea de playa. Un día es un día y no es nada caro si lo comparamos con los precios europeos. Nos costó un calamar enorme, un pez típico de allí, buenísimo de sabor y muy carnoso más ensalada, arroz, verduras y refrescos, 30 euros (dos personas).

10. Y por último poder descansar y soñar con los ojos abiertos mientras contemplas las estrellas, al no haber contaminación el cielo es perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *